lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Estalla un altercado en la casa okupa de la avenida de Oza

Los agentes intervinieron después de una agresión con arma blanca | Patricia G. Fraga

El número 41 de la avenida de Oza volvió ayer a ser el escenario de un suceso. Este edificio, okupado desde hace más de un año, y conocido por ser un punto negro de tráfico de drogas, registró una pelea entre unos operarios que habían acudido a tapiar puertas y los okupas, que se enfrentaron a ellos. Aunque no hubo ningún herido grave, el altercado motivó la intervención de la Policía Local, que disolvió el enfrentamiento y efectuó un registro. La Policía Naclos detuvo a dos, puesto que se hallaban en busca y captura. 


Todo empezó alrededor de las dos y media de la tarde, cuando hicieron acto de presencia en el inmueble de cinco plantas los tres operarios, y comenzaron a tapiar las entradas por indicación del dueño del edificio. Con tablones atrancaron la puerta del segundo piso y estaban poniendo los tablones en el quinto y último cuando hicieron acto de presencia varios individuos que, según afirman los trabajadores, les amenazaron con cuchillos. 
 

“Estábamos allí sellando los pisos y bajaron los moros que tienen ahí su dispendio de cosas -comentaba–. Nos agredieron con arma blanca”. Como prueba, muestra una lesión en la base del cuello de un compañero. Parece que puede haber hasta diez okupas, aunque solo cuatro se enfrentaron a los operarios. Estos se quejaron de que no se detuviera a sus agresores inmediatamente pero, por otro lado, fuentes policiales señalan que no se interpuso una denuncia. Por otro lado, tampoco se intervinieron armas blancas.
 

“Detenidos los va a haber cuando haya algún muerto”, se quejan los afectados, y señalan que no es la primera vez que visitan el inmueble y que el tráfico de drogas que se lleva a cabo en él les parece preocupante. “Este pasillo se convirtió en puro menores de edad drogándose toda la noche. Se ve que es allí donde venden el vicio”, señaló uno de los operarios, que lamentaba que no se pudiera expulsar a los okupas. 
 

Hay que señalar que, de hecho, existe una orden de desalojo de los intrusos fijada para el próximo martes a las 10.30 horas. Es por eso que resulta difícil explicar esta decisión de la propiedad de adelantarse y proceder al sellado de las puertas. 
 

Plantas de marihuana    

Sin denuncia, no había posibilidad de detenerlos por agresión. Sin embargo, en el interior del quinto piso, la Policía Local descubrió varias plantas de marihuana, lo que abría la posibilidad de una detención por cultivo de drogas con intención de venderlas. Las plantas sí se incautaron, y de esta manera el caso pasó a las manos de la Policía Nacional, que decidirá sobre el tema del narcotráfico. 
 

Se trata del segundo incidente en el edificio desde que el sábado pasado se declarara un incendio a las once de la noche en el segundo piso. En un principio se pensó que podía tratarse de una represalia de los traficantes  por el desalojo del día 31, porque el fuego se había producido en el segundo piso. Sin embargo, se descubrió que el incendio había sido accidental, causado por un fallo en la deficitaria instalación eléctrica. l

Estalla un altercado en la casa okupa de la avenida de Oza

Te puede interesar