La empresa que recogió el cadáver de Lucho justifica su actuación: “Era un peligro”

La desaparición, muerte y gestión posterior del cadáver de Lucho sigue dando que hablar, tanto a los tutores del malogrado perro como a las diferentes asociaciones animalistas de todo tipo, que a lo largo de las últimas horas difundieron la noticia publicada por este diario entre la indignación y la reivindicación de justicia. De hecho, en un comunicado hecho público, los propios tutores comentaban: “Nuestros perros no son basura ni residuos”. Y es que fue precisamente ese término, el de residuo, el que más daño hizo a la sensibilidad de muchos, más allá del hecho de no haberle podido dar al perro un final digno en forma de enterramiento.
 

Sin embargo, la empresa Francisco Gómez y Cía, que se encargó de sacar a Lucho de la carretera tras fallecer atropellado, de mostrar el cadáver para el reconocimiento a su familia y de negarse a su entrega justifica su actuación como estrictamente ligada a la legalidad vigente.
 

Así lo explica Carlos Vilar, jefe de conservación del servicio conocido como AXI, abreviatura de Viabilidad Interna y Conservación Ordinaria: “Es un residuo y somos responsables de su gestión, además de un peligro, porque hay gérmenes. Sé que es triste, pero ese animal va a estar en contacto con otros residuos y puede contraer esos gérmenes durante el proceso”.
 

Invita a tomar acciones legales 

Vilar, que fue el encargado de tratar vía telefónica con la familia,  insiste en apelas al protocolo establecido: “Es un residuo como los que se recogen y se reciclan”. De hecho, se muestra tan tranquilo que invita a los responsables del can a tomar medidas del tipo que consideren necesarias. “Si creen que tienen razón, que lo denuncien, yo no tengo por qué identificar al perro, en todo caso eso será cosa de la policía”, comenta el jefe de conservación, en referencia a la falta de lectura del chip para su identificación. 
 

Por otra parte, la asociación Gatocan, una protectora de referencia, aconsejó a los familiares la recogida de firmas para que, al menos, la muerte de Lucho cambie el protocolo vigente.

La empresa que recogió el cadáver de Lucho justifica su actuación: “Era un peligro”

Te puede interesar