A Coruña avanza en sus zonas de bajas emisiones sin restricciones a vehículos

El Gobierno local de A Coruña ha aprobado este miércoles un proyecto para avanzar en la implantación de zonas de bajas emisiones, que conllevará mejoras tecnológicas, como cámaras o medidores, pero no contempla restricciones a vehículos por su nivel de contaminación.


La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, ha comparecido ante los periodistas esta mañana tras la junta de Gobierno local para explicar que el ayuntamiento ha recibido once millones de euros de los fondos Next Generation, que invertirá en mejoras tecnológicas para seguir siendo “una de las ciudades con mayor valoración”.


“Lo que vamos a hacer son mejoras en cuestiones de movilidad para que, en tiempo real, se puedan solucionar problemas y mejorar la circulación de los residentes”, ha sostenido Rey, que ha añadido que se mejorará la sala de pantallas de la Policía Local y se pondrán más cámaras para garantizar, entre otros aspectos, que se respeten las zonas para residentes.


En este sentido, ha querido aclarar que “no se va a sancionar” a ningún vehículo por el uso de combustible porque “esto no es ni Madrid ni Barcelona”.


Así, ha explicado que ya hay en la ciudad dos zonas de bajas emisiones, la Ciudad Vieja y la Marina, en las que se ha restringido el uso de los vehículos particulares para ampliar las zonas peatonales y en este modelo es en el que se seguirá avanzando.


Por otra parte, la junta de gobierno local ha aprobado la contratación de las obras del proyecto de remodelación de la calle Ramón Cabanillas, en Os Mallos, de modo que será una vía de plataforma única, compartida entre peatones y vehículos autorizados.


Este proyecto, ha subrayado la regidora, tiene una inversión de 920.000 euros y se completará con la reforma de A Sardiñeira vinculada a la estación intermodal para “ayudar a revitalizar” el barrio.


Además, el ejecutivo ha dado luz verde a la licitación de la obra de remodelación integral de la Casa de Veeduría, en la Ciudad Vieja, que permitirá ampliar el centro cívico y crear un centro de día.


Conlleva una inversión de cerca de tres millones de euros y el plazo de ejecución es de quince meses.


Finalmente, el Gobierno ha aprobado la constitución de la mesa local de coordinación interinstitucional contra la violencia de género con el objetivo de “procurar la mayor eficiencia y coordinación en las actuaciones contra esta lacra”, en palabras de Inés Rey.


Una de las metas, ha dicho, será la detección precoz de los casos, trabajando con anticipación.


Por otra parte, Rey ha insistido en pedir al Ejecutivo autonómico “lealtad institucional” respecto al proyecto de creación de una pasarela peatonal y ciclista entre A Coruña y la localidad de Santa Cristina, en Oleiros.


“Estoy muy a favor de que la Xunta invierta en la ciudad de A Coruña, porque no invierte”, ha apuntado la alcaldesa, que ha añadido que, “por mucho que legalmente esté legitimada a hacer el proyecto, cuando uno tiene lealtad institucional hay que llamar a los alcaldes y comunicar lo que se va a hacer”.


“Eso es lo que el presidente hacía habitualmente, pero estamos sin presidente de la Xunta desde hace un tiempo”, ha lamentado.

Con todo, ha reiterado que no conoce el proyecto porque nadie se lo ha presentado y que cuando tenga información lo valorará. 

A Coruña avanza en sus zonas de bajas emisiones sin restricciones a vehículos

Te puede interesar