Beatriz Loureiro Lorenzo: “Harían falta más logopedas tanto en el ámbito sanitario como educativo”

La logopeda coruñesa Beatriz Loureiro Lorenzo, en los Jardines de Méndez Núñez | Quintana

Logopeda y cantante

 

Beatriz Loureiro Lorenzo (A Coruña, 1982) es desde siempre una apasionada de la voz. Llegó a ser la coralista más joven de la Coral Polifónica El Eco, en la que ingresó con tan solo 12 años de edad. 
 

Años después, sabedora de que la voz tenía que estar presente en su vida, se graduó en Logopedia por la 

Universidad de A Coruña y continuó ampliando sus conocimientos con diferentes estudios, como un máster en rehabilitación vocal.
 

En plena pandemia, en el año 2020, abrió su propia consulta en la ronda de Outeiro, una labor que compagina con su actual trabajo en el hospital de Lugo.

 

¿Qué aspectos abarca la logopedia? 
La logopedia abarca todos los aspectos de la comunicación: desde el lenguaje, habla, voz, problemas de deglución... Trabajamos con personas que acaban de sufrir un ictus o que tienen enfermedades autoinmunes. Muchas veces se confunde la función del logopeda con la de los maestros de audición y lenguaje. La logopedia es una profesión sanitaria reglada y estas dos profesiones son complementarias, pero diferentes.

 

¿Cómo es el día a día en una consulta de logopedia? 
Muchas veces lo que hace un logopeda no es solo solucionar sino también acompañar en ciertas patologías para mejorar la calidad de vida. Cuando una persona viene a consulta tiene una mochila detrás: la voz y la emoción están muy relacionadas. Creo que harían falta más logopedas en todos los ámbitos, tanto sanitario como educativo.

 

¿Qué casos son los más frecuentes en la consulta? 
En el hospital, donde me ocupo de atención temprana, puedo ver un incremento de las dislalias, niños que pronuncian mal algunas palabras... También niños con autismo o retrasos en la adquisición del habla. A mi propia consulta vienen muchos profesores con nódulos y malas técnicas vocales. Me dicen “la mascarilla me mata”. Yo creo que la mascarilla lo que hizo es sacar a la luz las malas técnicas que tienen las personas. Realmente la mascarilla es un filtro que no está dejando que tu voz suene libre. Nos falta la información visual y la sensación de que no escuchamos y no nos escuchan bien hace que gritemos y empiezan a salir patologías.

 

¿Se están observando problemas relacionados con el covid? 
Sí, yo por experiencia propia, el colmo de una logopeda especialista en voz, cuando tuve el covid lo primero a lo que me afectó fue a la voz. Fui al otorrino y él me comentaba que se lo está encontrando en consulta día sí y día también. Tengo pacientes que cogieron covid y están igual. Decían que la variante que más afectaba a la voz era la Ómicron.

 

¿Solemos cuidar nuestra voz? 
No. La voz no duele, es algo que sale, no te cuesta esfuerzo hasta que te empieza a costar. Al ver el problema es cuando dices “tengo que empezar a mirármelo”. Probablemente el 90% de las personas utilizan la voz en su día a día como herramienta de trabajo pero no son conscientes de ello: vendedores, camareros...

 

¿Qué hábitos podemos adoptar para cuidar nuestra voz? 
El tema de la hidratación creo que es muy importante. Ya no solo beber agua que es hidratación indirecta, sino también, por ejemplo, nebulizadores. No tomar irritantes: café, alcohol, tabaco, cosas mentoladas... La alimentación está muy relacionada porque existen muchos problemas de voz asociados al ardor de estómago, al reflujo. No debemos acostarnos después de haber comido mucho. Tampoco hacer vida sedentaria: el deporte moderado y el descanso también son importantes. Si se toman cafés o infusiones con cafeína o teína, intentar beber agua después para limpiar mucosas y no tomar bebidas ni muy frías ni muy calientes.

Beatriz Loureiro Lorenzo: “Harían falta más logopedas tanto en el ámbito sanitario como educativo”

Te puede interesar