El Ayuntamiento confía en el desalojo voluntario del último de A Pasaxe

La basura acumulada en A Pasaxe tendrá que ser retirada

Continúan las conversaciones para conseguir que el último residente de A Pasaxe, La concejala de Bienestar Social, Yoya Neira, aclaró que esperan conseguir que se marche por decisión propia y evitar así un desalojo por la fuerza, que por el momento ni siquiera están considerando. Tampoco se conoce una fecha límite. “Desde el ámbito social estamos trabajando como hemos trabajado desde el comienzo con todas las unidades familiares que estaban allí”, explicó.

No es fácil tratar de convencer al hombre en cuestión, que convive allí con sus hijos y es un chatarrero de profesión. Por otro lado, el sujeto, que es chatarrero de profesión, trabaja con su hijo para gestión de residuos. Lo que quiere, de hecho, es un lugar donde pueda seguir realizando su actividad. Es un problema que padecen muchos de los antiguos residentes de A Pasaxe que, aunque ya están realojados en pisos, siguen viniendo al poblado para almacenar la chatarra y quemarla para eliminar el plástico y otros materiales. Cuando el último poblador abandone el lugar, esto no será posible porque se cerrará.

De hecho, la Policía Local visita periódicamente el lugar para asegurarse de que no se levantan nuevas construcciones.


Demarcación de Costas

Pero hay que tener presente que el terreno es de dominio público marítimo-terrestre, y que es por tanto Demarcación de Costas la entidad responsable. Es por eso que los abogados del chabolista han presentado ante Costas, y no ante el Gobierno local, alegaciones y un recurso sobre el trámite de reposesión, como se denomina en jerga legal. Es decir, que Costas habla de terreno, y los representantes del chabolista, de vivienda, y allí está el debate legal.

Al presentar un recurso, aseguran los abogados, la resolución no es firme, de manera que, hoy por hoy, costas no podrían pedir al juzgado una orden de lanzamiento para expulsar al chabolista y a sus hijos del poblado.

Por otro lado, los abogados han intentado reunirse en varias ocasiones con el Gobierno local, primero con el de Xulio Ferreiro y luego con el de Inés Rey, según denuncian, sin que este haya accedido a recibirles, presuntamente porque no habían acreditado debidamente su calidad de representantes legales de los chabolistas. Por ahora, las conversaciones continúan entre la trabajadora social y el chabolista. 

El Ayuntamiento confía en el desalojo voluntario del último de A Pasaxe

Te puede interesar