El alquiler semanal de un piso frente a la playa de Riazor, el más caro de la provincia

Algunas de las viviendas frente a la playa de Riazor, en A Coruña | javier alborés

 Alquilar un piso este verano para disfrutar de las vacaciones no saldrá especialmente barato, pero si además se busca estar en primera línea de playa, el desembolso será mucho mayor.


Según el informe sobre arrendamientos en la costa elaborado por Tecnitasa, la playa de Riazor se sitúa en el puesto número uno de los destinos más costosos de la provincia de A Coruña y en el cuarto de las costas gallegas. Así, alquilar durante una semana un piso de 85 metros cuadrados frente a este arenal asciende, informa la compañía, hasta unos 1.050 euros de media. El documento destaca hasta once costas coruñesas.


Después de la playa de Riazor, el lugar donde saldrá más caro arrendar una vivienda para una estancia de una semana es Langosteira, en Finisterre, donde el precio es de 900 euros de media. Le siguen Santa Cruz-Bastiagueiro, en Oleiros (850); Perbes, en Pontedeume (775 euros); la zona urbana de Boiro (772); zona urbana de Cedeira (750); la playa de Miño (700); Ares, en Mugardos (650); zona urbana de Malpica (625); y, en el último  puesto, San Francisco, en Muros, la costa coruñesa más asequible, donde el coste por alquilar un piso por una semana supondrá el desembolso de 500 euros.

 

 

Variación


En un año, el valor del arrendamiento semanal en la provincia se ha incrementado en un 8,80%, frente al 9,70% de Lugo (una de las subidas más altas de España) y el 6% de Pontevedra. Si los visitantes buscan el lugar más asequible tendrán que desplazarse hasta Burela, donde el coste es de 380 euros por semana. Los destinos más exclusivos se localizan en la provincia de Pontevedra.


En A Illa de A Toxa los arrendamientos se instalan en 2.800 euros a la semana por un inmueble de 80 metros cuadrados, y en la primera línea de playa de Sanxenxo,  por su parte, por pisos de 115 metros cuadrados se pagan de media 2.100 euros. En tercer lugar, por 1.350 euros, está la playa del Xilgar, también en Sanxenxo.


Tecnitasa también informa sobre las estadísticas estatales. El alquiler en primera línea de playa sube un 9,7% este verano y alcanza los 1.016 euros semanales de media en España, noventa euros más que el año pasado y 190 euros más que en 2020.


El presidente de la compañía, José María Basañez, señala que las subidas producidas en los últimos años hacen que familias con recursos más ajustados se vean obligadas reducir el número de días de vacaciones o buscar apartamentos de menor tamaño o más alejados de la playa, pese a que algunos destinos con precios muy elevados siguen teniendo altas demandas.

 

 

Cataluña, la que más sube


Del informe se desprende que Cataluña es el destino donde los alquileres suben más en julio y agosto respecto al año anterior. Así, las tres provincias catalanas con mar están en el top cinco de las zonas con mayor incremento: Tarragona, con una subida del 15,2%; Girona, 12,6%; y Barcelona, con un aumento medio del 9,5%.


De esta manera, para alquilar en la playa de Salou (Tarragona) hay que desembolsar 1.370 euros a la semana de media, mientras que en Cadaqués (Girona) la cifra está en 1.500 euros y Sitges (Barcelona) tiene una media de 1.600 euros a la semana por arrendar una vivienda. l

El alquiler semanal de un piso frente a la playa de Riazor, el más caro de la provincia

Te puede interesar