Hace unos años habría sido distinto

Luis Suárez | efe
|

Tiene suerte Luis Suárez de que el tiempo haya aplacado el nervio de Simeone. Porque cuando el entrenador atlético vestía de corto uno se pensaría dos veces lo de soltarle un “Pelotudo de mierda, siempre igual” como el que salió de la boca del delantero uruguayo cuando iba camino del banquillo después de ser sustituido. Pero los años, la experiencia y el cargo han hecho a Simeone más sabio y menos temperamental, hasta el punto de que viendo la cara de cabreo monumental de Suárez ni siquiera hizo amago de acercarse a él. Cómo cambian las cosas... A veces, para bien. 

Hace unos años habría sido distinto