El mercado de Ramón Cabanillas tiene el Belén más original

Magda enseña el Belén que ha creado con sus propias manos | pedro puig
|

Desde hace tres días el mercado de Ramón Cabanillas, en Os Mallos, cuenta con el Belén navideño más original y bonito. Elaborado con materiales reciclados y con sus propias manos, Magdalena Martínez, más conocida como Magda, decidió que este año iba a animar la Navidad en este mercado municipal.


El segundo fin de semana de noviembre comenzó a darle vueltas a la idea y se puso manos a la obra. Cuerdas, cajas de leche e infusiones, cartones, poliexpán, gorritos de fiesta, discos, purpurina, orquídeas secas... la pollera de esta plaza coruñesa dio rienda suelta a su imaginación y, a raíz de todos estos materiales, creó el amplio nacimiento que cuenta con dos cascadas y un árbol brillante de Navidad.


A los pies del belén incluso se puede observar la recreación de una cena familiar compuesta por un pollo, vieiras y una bolla de pan. Todo un trampantojo hecho con cartón y poliexpán que más de uno se comería al no distinguirlo de lo real. Los tejados de las casas están hechos con cuerda de atar las patas de los pollos tintada, las palmeras con las algas de las vieiras y los sacos con bolsas de té. Incluso hay orquídeas que forman caminos entre el agua. Lo único que no fue creado con las manos de Magda, que reconoce ser una “manitas”, son las figuras del nacimiento.


Visitantes

Eso sí, su dedicación durante este mes se está viendo recompensada. Tras pedir permiso al Ayuntamiento para poder montar el Belén en un puesto desocupado que se encuentra frente a su pollería, ahora los curiosos no paran de llegar al mercado.


“Viene gente que no es cliente habitual y pregunta por el Belén, así que notamos que está dando vida y alegrando un poco el mercado”, asegura Magda, quien añade que “quería hacer algo porque estamos en un año triste y yo me negaba a permitir que no hubiese alegría en nuestros puestos”. Las plataformas de vecinos de Os Mallos comenzaron a correr la voz desde este martes sobre la existencia del Belén, por lo que esta pollera está logrando que el mercado esté más visible que nunca gracias a su creatividad.


“Es una forma de hacernos ver, porque estamos un poco escondidos y es bonito ver que mucha gente se pasa por aquí estos días gracias a la iniciativa”, considera. Ayer, además, otros puestos estaban colocando su decoración, por lo que el espíritu navideño no falta en Ramón Cabanillas.

El mercado de Ramón Cabanillas tiene el Belén más original