‘Forza e coraxe’ y el poder del “lo, lo, lo, lo”

La grada de Riazor, el día que se presentó el himno contra el Oviedo | Mónica Arcay/Básquet Coruña
|

El Leyma Básquet Coruña tiene nuevo himno. Se llama ‘Forza e Coraxe’ y su ideólogo es Alberto Méndez. “No lo hice con la idea de crear un himno, sino como una canción de animación que identifique al club con la ciudad y su afición”, reconoce el directivo encargado de márketing y el área social.

Alberto guarda una buena relación con el Tsunami Naranja, sector más ruidoso de la hinchada naranja, liderado por Gabriel, conocido como Berrallouco en Twitter y por llevar la voz cantante en la grada con su bombo y su megáfono.

“Cuando entré en la directiva me reuní muchas veces con Gabriel. Y hablamos de buscar una canción pegadiza para identificar al club con la ciudad y la afición”, expone Méndez, que se puso en contacto con Xurxo Souto, vocalista de los míticos Diplomáticos de Monte Alto, “para que nos echase una mano”.



“Se presentó un día en un partido con toda la intención del mundo y cantó la mítica ‘Vivir na Coruña que bonito é’. No cuajó, pero Xurxo fue el primero que le puso al Palacio el sobrenombre de ‘O Forno de Riazor’ y así sigue siendo hasta hoy”, recuerda.


Alberto no se rindió y, el pasado verano se decidió escuchando ‘Licor do negro café’ de Lamatumbá, himno festivo de las sobremesas y noches gallegas. “Es un ritmo que se me había quedado tanto tiempo en la cabeza y me pareció la opción perfecta”.


“La letra me salió en unas horas, fue una cosa bastante espontánea”, desvela el directivo del Leyma Coruña, que grabó el nuevo himno a capela y con el teléfono móvil para probar la opinión de sus colegas en el club. “Al principio no tuvo mucha aceptación y se reían de mí”, acepta Méndez, que narró todo el proceso a través de un hilo en su cuenta de Twitter.

Después de una segunda grabación aficionada, ya con la música de fondo y tras retocar el texto original, Alberto consultó de nuevo a Xurxo Souto, que aplaudió la iniciativa y le puso en contacto con Ico Rafael, cantante de Lamatumbá. Con el plácet del artista se lanzó a producir la versión final, que vio la luz la misma semana del partido contra Oviedo.


El peor encuentro como local del Leyma Coruña no fue el mejor día para la presentación. La habitual frialdad de Riazor tampoco acompañó pese a la iniciativa del club, que facilitó una copia impresa de la letra para cada aficionado. “El público del baloncesto es un poco veterano, nos falta gente más joven y que se apasione con facilidad. Y si los resultados acompañan, mejor”, asume el responsable.

Méndez no desiste. Confía en el poder del “lo, lo, lo, lo” y de la repetición. Paralelamente coordina la iniciativa solidaria ‘17 partidos, 17 causas’, que une al club con asociaciones benéficas cada encuentro como local, y diferentes actividades para los descansos, como la exhibición de atletismo vivida el domingo. “Nuestra intención es que la gente se lo pase bien”, desea. ‘Forza y coraxe’ no le faltan. 

‘Forza e coraxe’ y el poder del “lo, lo, lo, lo”