El grupo coruñés de Alcohólicos Anónimos celebra sus 18 años ayudando a la ciudadanía

El local de la entidad en Ramón Menéndez Pidal | quintana
|

La agrupación coruñesa de Alcohólicos Anónimos, actualmente ubicada en la calle Ramón Menéndez Pidal, celebra estos días sus 18 años de vida, un período en el que no han dejado de prestar apoyo incondicional a los adictos a la bebida.

“Hoy en día, somos unos 20 enfermos alcohólicos en recuperación cuyo tiempo sin beber varía entre uno y 18 años”, explica Tim, portavoz del grupo, que recuerda que la entidad coruñesa abrió sus puertas en 2004.

Destaca que Alcohólicos Anónimos se estableció en el año 1935 y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el alcoholismo como “una enfermedad incurable, progresiva y mortal” en el año 1957. En la literatura clásica, añade, “hay referencias a personas que no saben controlar su forma de beber, es decir, que el alcoholismo es una enfermedad, igual que el diabetes, y siempre ha existido”.

“A lo mejor lo que existe ahora es otra actitud y más interés por parte de los medios de comunicación en lo que es divertirse, pero la persona que no es capaz de tomar solo una copa, que se emborracha, sea en los jardines de Méndez Núñez, en casa o en el bar, esa persona puede ser enfermo alcohólico”, dice Tim.



Discreción



En el grupo aportan una terapia “muy eficaz”, constatan, que ayuda al alcohólico a dejar su vicio, y todo de una manera discreta y sin presiones. “Estamos abiertos 24 horas los 365 días del año y los servicios son gratuitos, no cobramos nada. Y funciona. Lo único que tiene que hacer una persona enferma o un familiar preocupado por alguien es llamarnos o venir al grupo a informarse. No hay obligación de nada, no tomamos datos personales”, declaran.

Al tratarse de un grupo de autoayuda, los propios afectados son sus terapeutas y todos se apoyan los unos a los otros. “Cuando llegué al grupo me quedé pasmado por el hecho de encontrarme con gente que había sufrido lo mismo que yo, y es más, que habían sufrido tanto y luego consiguieron dejar de beber y vivir vidas muy plenas, muy felices. Y ese es nuestro secreto, el hecho de que los mismos pacientes se ayudan a solucionar un problema compartido”, explica el portavoz.



Para su portavoz, es importante dejar de tratar a esta enfermedad como un tabú en los medios y la sociedad 



Para Tim, es importante dejar a un lado los tabúes sobre este tema tanto en la sociedad como en los medios de comunicación y asumir que “el alcoholismo es un problema de salud, no de vergüenza, y existe una solución al alcance de todos”.

Los integrantes del Grupo Coruña de Alcohólicos Anónimos recuerdan que si alguien precisa información solo es necesario visitar el local de Os Mallos, llamar al teléfono 981 134 791 o acceder a la web aa24horas.com.

El pasado fin de semana varios miembros realizaron un encuentro en Los Rosales para charlar de los 18 años de la agrupación y de sus vidas actuales, algunos habiendo dejado atrás el alcohol y otros sumando día a día progresos para dejarlo. Según la última European Health Interview Survey (EHIS), España es el segundo país europeo que bebe alcohol con más frecuencia



El grupo coruñés de Alcohólicos Anónimos celebra sus 18 años ayudando a la ciudadanía