Ucrania ya se prepara para una posible invasión migratoria de Bielorrusia

Un soldado polaco, en la frontera con Bielorrusia| EFE
|

Ucrania se prepara para la repetición en su frontera de la crisis migratoria entre Polonia y Bielorrusia y acusa a Rusia de estar detrás de la llegada masiva de migrantes indocumentados a las puertas de la Unión Europea.


“La mayor parte de la frontera no está protegida. No hay barreras físicas entre nuestros países”, comentó Artem Shevchenko, portavoz del Ministerio del Interior de Ucrania.


Ucrania comparte 1.084 kilómetros con el país vecino, más del doble que Polonia con Bielorrusia, escenario desde hace una semana de un contencioso con la UE por el flujo de miles de inmigrantes de Oriente Medio.


“Una parte de la frontera se encuentra en zonas inaccesibles cubiertas por bosques, pantanos y ríos. Es imposible cruzar. Pero en las áreas accesibles hay pocos pasos bien equipados”, explicó.


De esos más de mil kilómetros, las autoridades han identificado 270 kilómetros de riesgo potencial. “Son áreas conectadas a la frontera por carretera, donde la gente puede ser transportada de manera organizada.


Las zonas más vulnerables está en la región de Volyn, fronteriza con Polonia, ya que los inmigrantes no tienen como destino a Ucrania, sino a la UE”, apuntó.


Interior ha solicitado al Gobierno una financiación adicional de 190 millones de grivnas (más de 6 millones de euros) para instalar alambre de espino, cuando el coste total del alambrado serían unos 7.000 millones de grivnas (unos 230 millones de euros).


“La situación podría afectarnos directamente. Por eso tenemos que recurrir a todas las medidas necesarias, para estar preparados”, dijo el domingo Oleksiy Danílov, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, durante una reunión en Lust, a 150 kilómetros de territorio bielorruso.


En caso de necesidad, Kiev se propone declarar el estado de emergencia en cinco regiones fronterizas. Por de pronto, la Rada Suprema (Legislativo) abordará el viernes este asunto.


Sanciones de la UE

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) prepararon en el día de ayer el terreno legal para poder imponer las primeras sanciones a un país por “instrumentalizar” a migrantes a fin de ejercer presión política, en este caso a Bielorrusia, a quien acusa de empujar a esas personas a atravesar sus fronteras exteriores.


“No es una crisis migratoria sino una instrumentalización de las migraciones, y es que a los desafíos de tamaño europeo debe corresponderle una respuesta europea”, resumió el titular español de Exteriores, José Manuel Albares, en una rueda de prensa al término del Consejo de ministros comunitarios.


Ante las acciones del régimen bielorruso, que promueve vuelos desde Oriente Medio a Minsk para después llevar a los pasajeros hasta las fronteras de Bielorrusia con Lituania, Polonia o Letonia, la UE ha decidido hoy dar un paso más.


Para la UE, lo que el régimen de Alexandr Lukashenko está realizando es un “ataque híbrido”, una estrategia para desestabilizar a la Unión empleando métodos al margen de la tradición bélica como la presión por medio de desinformación o la utilización de personas en sus fronteras.


“Las fronteras de la UE no están abiertas de manera ilimitada, la entrada solo es posible a través de un cruce legítimo de las fronteras, cumpliendo con los requisitos de la UE, sea con visado o por el procedimiento de asilo. Toda la información contraria es errónea, pura desinformación”, señaló el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell. 

Ucrania ya se prepara para una posible invasión migratoria de Bielorrusia