Aplazada hasta enero la vista para determinar qué bienes son parte de As Torres de Meirás

Los técnicos apuntan a que algunos objetos deben ser considerados BIC | AEC
|

El Juzgado de Primera Instancia 1 de A Coruña acordó suspender de nuevo la celebración de la vista relativa a las cuestiones incidentales planteadas para determinar qué bienes forman parte de As Torres Meirás, según informó ayer el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).


Tras un primer aplazamiento para dar a los peritos de los Franco tiempo suficiente para elaborar un informe y señalar la vista para los días 25 y 26 de noviembre, ahora se aplaza a 2022 debido a que el letrado que asiste a los herederos del dictador tiene un señalamiento, previamente notificado, el mismo día 25.


En esta ocasión, la vista quedó señalada para los días 13 y 14 de enero, a las 09.30 horas, en la Audiencia Provincial de A Coruña.


Bien de Interés Cultural

Del mobiliario existente, la Administración del Estado reclamó 133 objetos y son 55 los que están en discusión con los descendientes de Francisco Franco. Además, la Xunta comunicó al Gobierno de España la existencia de otros 49 bienes, unos de la época de Emilia Pardo Bazán y otros de la Jefatura del Estado, que deberían tener también la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC), instando a solicitarlos en los tribunales al no estar incluidos entre los reclamados, apuntaron hace unas semanas desde la Xunta.


Sobre esta cuestión, la Administración General del Estado no descarta “nuevas acciones” para reclamar la propiedad de “todos o algunos” bienes muebles y documentos que atesora Meirás pero que no están incluidos entre los 133 que ya demanda a los Franco.


Así respondió el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, en una carta remitida al titular de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, en respuesta a la misiva del representante autonómico instando a Madrid a reclamar por vía judicial ese casi medio centenar de bienes cuya propiedad está en discusión, pues los técnicos de la Xunta entienden que deben ser considerados BIC “por sus valores vinculados a Sitio Histórico”.


Por su parte, el Ayuntamiento de Sada planteó, en su incidente de ejecución, la titularidad pública de todos los bienes desde la época de Emilia Pardo Bazán (29) hasta la muerte de Francisco Franco (10), incorporados durante la dictadura por el Estado.


Entre los artículos señalados en el análisis están sillas, lámparas, vitrinas y cuadros, tal y como expuso el secretario xeral técnico de la Consellería de Cultura, Manuel Vila, al aportar datos sobre el inventario de los bienes que ahora vuelven a estar en cuestión.

Aplazada hasta enero la vista para determinar qué bienes son parte de As Torres de Meirás