Diego Villares: “El sacrificio es mi manera de entender el fútbol y la vida”

El jugador natural de la parroquia de Samarugo (Vilalba), durante el entrenamiento de ayer en Abegondo | quintana
|

El ‘correcaminos’ de la medular del RC Deportivo continúa progresando a pasos agigantados; y es que en menos de una año natural —debutó en la segunda vuelta del curso 20-21— Diego Villares se ha convertido en un imprescindible en el primer equipo.


A sus 25 años, este pivote ‘zancudo’, criado en el Racing Villalbés, confía en seguir creciendo en el club que le brindó la oportunidad de brillar en el tercer escalón del fútbol estatal —concluye contrato en 2022— y cree firmemente que nada mejor que un ascenso para no frenar su progresión.


¿Cómo te encuentras esta temporada?

Hemos empezado bien, sin demasiados contratiempos, cosechando buenos resultados en los primeros partidos y eso ayuda a tener estabilidad a todos los niveles. Sabíamos que no todo iba a ser ganar, la temporada es muy larga. No íbamos a ascender por las cuatro victorias seguidas que logramos pero tampoco vamos a dejar de hacerlo por las dos jornadas consecutivas sin vencer.


Imagino que con muchas ganas de poder resarciros el sábado en Irún...

Sí, y más cuando vienes de un tropiezo como el del otro día, que lo único que deseas es volver a competir para tener de nuevo la oportunidad de ganar.


A pesar de los dos reveses más recientes, el liderato sigue a tiro de piedra...

Sí, es que debemos tener en cuenta que existe mucha igualdad en esta categoría; todo está muy parejo y cualquier equipo te saca los colores si está despistado. Debemos tratar de coger la buena dinámica de nuevo y hacernos fuertes de nuevo en casa.


El empate ante la SD Logroñés, a veinte segundos del pitido final, fue un auténtico jarro de agua fría para el entorno del equipo...

Pues imagínate para nosotros, que estábamos en el campo con esa misma sensación... Los últimos minutos debimos gestionarlos mejor pero creo que va a ser un empate que nos enseñe de cara a los próximos partidos. Tenemos que intentar matar antes los partidos o sentenciar también los partidos con más antelación.


¿Faltó un poco de veteranía?

Puede ser pero ahora mismo eso nos sirve también para aprender y que no se repita en situaciones futuras.


En cualquier caso, 13 puntos de 18 posibles es una buena media, ¿no?

Lo hablamos en el vestuario que firmabas esta situación antes de empezar la Liga sin dudas pero ahora lo ves de una manera distinta. Estoy convencido de que el equipo va a saber levantarse.


Estoy contento de haber llegado aquí pero ahora mi objetivo es el ascenso


A nivel personal has participado en los seis primeros choques ligueros, en cinco como titular...

Desde mi punto de vista estoy muy contento; el equipo está sabiéndose amoldar a las circunstancias y personalmente estoy poniendo mi grano de arena, incluso jugando como lateral algún partido.


¿Poder ejercer de comodín táctico es una ventaja o un inconveniente para un jugador profesional?

Parece que estás bailando de un puesto a otro pero la verdad es que estoy muy contento de que Borja Jiménez se fije en mí para poder actuar en diversos lugares; sigo aprendiendo a medida que pasan los años. Tengo que reconocer que, como ya dije, me encuentro más cómodo de mediocentro porque es donde llevo jugando toda la vida pero por necesidades del equipo se hace y encantado.


Simón Lamas, tu descubridor en el Racing Villalbés, destacaba sobre ti que nunca te estancaste en tu carrera y que siempre vas a más...

Estoy contento de haber llegado hasta aquí pero ahora mi objetivo es lograr el ascenso con el Deportivo. ¿Por qué no? Después me gustaría jugar con este equipo en Segunda División o donde sea.


En el plano humano destacaba que tu sacrificio constante te hacía ser muy querido en cualquier plantilla...

El sacrificio constante es mi manera de entender el fútbol y la vida. En el vestuario a veces me cuesta algo abrirme al principio. Soy gallego y a veces nos pasa eso. No me llevo mal con ninguno de mis compañeros, me quieren.


¿Consideras que es más fácil llegar a la élite o mantenerse en ella?

Pues en parte tienen razón los que dicen que la segunda temporada es más complicada porque parece que ya estás consagrado y empiezan a pedirte más pero eso va dentro de la exigencia de cada uno. Sinceramente todos nos autoexigimos mucho a nosotros mismos cuando eres deportista profesional. A partir de ahí quiero seguir creciendo.


¿Crees que a veces deberías probar fortuna de cara al gol con más asiduidad teniendo en cuenta tus cifras de goles en categorías inferiores?

A veces sí que me falta ese pasito adelante para llegar más veces al área o a zona de tres cuartos para poder encarar la portería. Creo que estoy capacitado para ello.


¿Qué adversario aguardas el sábado en el Stadium Gal?

Pues creo que el Real Unión está atravesando por un pequeño bache pero la liga es de las más difíciles que te puedes encontrar; vamos a ir allí y va a ser un partido complicado, como lo fue ante el Tudelano o Calahorra. Con Unionistas con pudimos puntuar pero está claro que fuera de casa ningún partido va a ser fácil y este no lo va a ser menos.


Poder ver lleno el estadio de Riazor es una ‘espinita’ que tengo ahí clavada


¿Será otro equipo cuyo fuerte es el juego directo?

Pues creo que sí, creo que será similar quizá al partido ante el Tudelano; tenemos que ser fuertes y amoldarnos porque fuera de casa nos vamos a encontrar con numerosos partidos así.


¿Os obsesiona recuperar el liderato cuanto antes?

Siempre te gusta verte arriba en la clasificación pero también es cierto que tampoco es necesario estarlo a estas alturas de competición porque esto acaba de empezar. Lo importante, sin dudas, es lograr que el equipo sea capaz de mantener la regularidad.


¿Cómo se encuentran las conversaciones para tu renovación?

El tema se encuentra un poquito estancado pero esperemos que llegue a buen puerto por el bien del Deportivo y por el bien de Diego Villares. Mi primera opción sigue siendo el Depor porque quiero ascender con él y poder jugar en categorías superiores muchos años.


¿Cómo es Borja Jiménez dentro del vestuario?

Es un técnico cercano, que habla con todos y nos pide cosas particulares a cada uno. Es tranquilo, mantiene la calma y corrige de buenas formas.


¿Tienes ganas de poder ver Riazor lleno este año?

Sí, es una ‘espinita’ que tengo ahí clavada. Con público hay ambientazo pero me gustaría verlo lleno, ¿por qué no?


¿Qué objetivos te marcas a nivel personal y colectivo para esta campaña?

Pues en el plano individual me gustaría seguir jugando como hasta ahora, continuar mi progresión como jugador y a nivel colectivo, intentar que el equipo pueda celebrar el ascenso a final de temporada.


En quien más me fijo es en Bergantiños


En una dura batalla por la titularidad con otros medios como Bergantiños, De Vicente o Juergen, pretende extraer lo mejor de cada uno para enriquecer sus prestaciones.


¿En quién te fijas para seguir mejorando?

Siempre dije que en quien más me fijaba es en Álex Bergantiños, siempre te guía.


¿Cómo estás viendo a Trilli?

Es muy joven y está saliendo de una lesión y está muy capacitado para hacerlo bien en el primer equipo, da el nivel de sobra.


¿Y al resto de juveniles?

Son una generación muy buena; hoy entrenaron con nosotros Barcia y Juan Rodríguez y fenomenal. Noel y Trilli ya lo hacen regularmente y están muy preparados.


¿Sorprende Noel por su instinto?

Es un punto a favor que tiene esa sangre fría; posee unos movimientos en área que a un delantero le ayudan mucho.


¿Debería disponer de más minutos?

A veces se puede esperar que juegue un poco más pero eso va en su propio aprendizaje. Va por el buen camino.

Diego Villares: “El sacrificio es mi manera de entender el fútbol y la vida”