Los vecinos del Ventorrillo solicitan mayor presencia policial en la zona

Vistas generales del Ventorrillo, a la altura de la calle de Rodrigo de Santiago | javier alborés
|

La asociación de vecinos del Ventorrillo se reunió ayer con la Policía Nacional para pedir mayor presencia de agentes en el barrio tras los últimos acontecimientos en A Silva, donde una vivienda fue okupada de manera ilegal. Tras la preocupación de los residentes de la zona, el foco de atención de la reunión fue precisamente este, a lo que los agentes respondieron con consejos sobre cómo actuar en caso de que estos hechos se repitan en un futuro.


“Pedimos colaboración, ya que a la gente mayor del barrio le da tranquilidad ver patrullas, hablar con los agentes, etc”, asegura el secretario de la entidad vecinal, Aníbal Rodríguez. La Policía Nacional, por su parte, pidió a todos los residentes que no tengan miedo a llamar y denunciar algún caso de okupación, ya que los nombres de quien denuncie no trascenderán. “Nos aseguraron que la ciudad es segura y que no hay que preocuparse”, añade Rodríguez.


Este no fue el único encuentro mantenido en el día de ayer. También por la tarde acudió al Ventorrillo la concejala de Barrios, Diana Cabanas, tras la llamada de la asociación para trasladarle necesidades de accesibilidad en algunas zonas del barrio. Es el caso de la calle de Rodrigo de Santiago, donde, en primer lugar, se pidió establecer en ella una zona de carga y descarga, aunque en la conversación la idea cambió a ampliar la acera y colocar un aparcamiento en batería.


La gestión de la concejala

“Al final acordamos que van a venir técnicos del Ayuntamiento porque el tema es más complicado de lo que pueda parecer”, sostiene el secretario de la entidad.


Una vez más, estos vecinos destacan la gestión de la concejala, que “siempre está ahí para atender nuestras llamadas y nuestras peticiones”.


En el mismo encuentro caminaron hasta el parque infantil que se encuentra en el entorno de las casas de Franco. “Pedimos unas mejoras y Diana Cabanas nos dijo que no hay ningún problema y que se llevarán a cabo. En concreto se trata de arreglar el cierre perimetral del parque, que coincide con la altura de un columpio y puede resultar peligroso, además de la retirada de unas jardineras para poder ganar un poco más de espacio”, comenta.


Por último, pidieron la instalación de unos bancos a la sombra, ya que ahora mismo no hay ninguno resguardado del sol.

Los vecinos del Ventorrillo solicitan mayor presencia policial en la zona