Lo robado en pisos coruñeses sumó más de 620.000 euros en dos años

Policías nacionales estudian técnicas de apertura de cerraduras y cajas fuerte | Patricia G. Fraga
|

Contrariamente a lo que pudiera suponerse, 2020 no afectó a los robos en pisos, por lo menos en A Coruña. Se diría que los ladrones fueron los únicos que no tuvieron que ver restringida su actividad profesional por culpa de la pandemia. Las estadísticas del Ministerio de Interior, que recogen los hechos conocidos, indican de hecho, un ligero incremento. Y los estudios de la asociación empresarial del seguro permiten calcular entre 2019 y 2020 desaparecieron de los hogares coruñeses más de 620.000 euros.


El año pasado, incluso con restricciones de por medio, se robó en 260 hogares coruñeses. Es decir, un allanamiento cada menos de dos días. Una cifra escasamente mayor que la de 2019, que fue de 247. Los estudios extraídos de los datos de las aseguradoras por la asociación empresarial del seguro, Unespa, apuntan a que, por término medio, el botín con el que consiguen hacerse los ladrones es bastante exiguo: 1.231 euros, algo menos de lo que se registra a nivel provincial, que es de 1.484.


Sin embargo el propio estudio revela que, en Galicia, las variaciones en el botín que se llevan los ladrones es de las más altas de España. A Coruña se encuentra en mitad de una listas que encabeza Pozuelo de Alarcón con 2.602 euros y cierra Fuenlabrada, con 753 euros.


Por renta disponible

Los datos que resultan de cruzar el botín medio con la renta disponible calculada para la ciudad, apuntan a que, por término medio, uno de estos robos supone el 5,11% de la riqueza de la víctima. En todo caso, las cifras son peores para Vigo e incluso para Santiago de Compostela, donde el botín medio que obtienen los ladrones suele ser de 1.690 y 1.662 euros, respectivamente.


Lo que buscan los ladrones cuando consiguen colarse en un domicilio es sobre todo, joyas, para lo que normalmente se dirigen al dormitorio principal, donde suelen encontrarse. Actúan a menudo durante los fines de semana, durante el día, aprovechando que sus dueños se encuentran fuera,, aunque se trate de una salida corta.


Por ese mismo motivo, su actividad es mayor durante los períodos vacacionales, y las autoridades recomiendan no publicitar en las redes sociales o de otra manera que se va a salir de viaje. También se recomienda sacar fotos de las joyas, para poder identificar lo robado.

Lo robado en pisos coruñeses sumó más de 620.000 euros en dos años