La corrupción ya es perdonable

El nuevo alcalde de Granada | ep
|

Que Ciudadanos está en plena descomposición es algo que todo el mundo da por descontado, por eso, a pocos extraña que los diferentes dirigentes de la formación en “provincias” se vayan buscando las habichuelas, más allá de lo que fije la dirección de la formación naranja. El caso de Granada no es más que el ejemplo de esta situación. Allí, saltándose lo que Arrimadas había pedido, los concejales de Cs le han dado la Alcaldía al socialista Francisco Cuenca, descabalgando al PP. Un candidato socialista que, por cierto, está imputado por prevaricación. Vamos que lo de la corrupción ya se les olvidó.

La corrupción ya es perdonable