La Marina es el distrito que más gente atrajo desde que se levantó el cierre perimetral

Numerosas personas pasearon durante el día de ayer por la zona de O Parrote | javier alborés
|

El 15 de enero la ciudad de A Coruña quedaba cerrada perimetralmente de forma individual debido al auge del coronavirus, que entonces dejaba 397 casos por cada 100.000 habitantes (luego aún subiría hasta su máximo de 922 el 31 y ahora, pese al repunte de los últimos días está en “solo” 81 casos). Las nuevas medidas establecidas por la Xunta dejaban a la capital del área aislada de sus municipios del entorno, y tan solo se podía entrar y salir por causas justificadas, como trabajar, estudiar o ir al médico.

Entonces, los estudios de movilidad del Instituto Nacional de Estadística (INE), basados en el uso de los teléfonos como fuente de datos de desplazamiento, señalaban una reducción en el número de personas que entraban y salían de la ciudad, algo que se fue recuperando paulatinamente con la desescalada, primero gracias a que A Coruña quedó perimetrada con el resto del área sanitaria y luego ya con el levantamiento definitivo de esta restricción. De todos los distritos en los que el INE divide a la ciudad, el que más población atrajo después de decaer las medidas fue el 1, compuesto por La Marina, los Cantones, la Ciudad Vieja y el Orzán.



Variación de población


El INE explica esto con la variable de “variación de población”, que significa el número de personas –y porcentaje sobre los residentes– que gana una zona diariamente con respecto a su población habitual. Así, si el día 17 de enero –con la ciudad perimetrada– este distrito 1 ganaba un 4,8% de gente (634 personas más circulando por él con respecto a las 13.201 residentes), el pasado 16 de mayo, fecha más reciente de la que se tienen datos –y ya sin perímetro– había una ganancia sobre la población del 7,03% (928 personas).


Los residentes en el Agra do Orzán y calle Barcelona fueron los que menos se movieron durante el periodo de clausura



Es el lugar de A Coruña en el que se observa una mayor capacidad de atracción después de que se levante el cierre perimetral, esto es, que van a esta zona pero sin que el desplazamiento se vincule a actividades esenciales.

Los otros dos únicos distritos en los que la población se incrementó diariamente tras el fin de las restricciones son el 8 (Palavea, Pedralonga, Eirís y As Xubias) y el 10 (Ventorrillo, Bens, Nostián y Penamoa). En este caso es una variación casi mínima, con 41 personas extra en el caso del primero (de las 197 que ganaba en enero a las 238 de mayo) y 67 en el segundo (de 306 a 373).



A la inversa


En los restantes siete distritos lo que se produjo es la situación inversa, es decir, que fueron más los residentes que se desplazaron fuera de su zona que la gente que entró en ella. Porcentualmente, es decir, en relación con la población local, donde más variación se produjo fue en el distrito 7, el de Os Castros, Matogrande, Monelos y Someso, donde la población diaria perdida fue de 1.973 personas con respecto a los que viven en estos barrios. A continuación se sitúa el distrito 4, que se extiende por Os Mallos, Vioño, avenida del Ferrocarril y entorno de la estación de tren, donde la reducción de gente moviéndose fue de 968 entre el mes de enero con la ciudad perimetrada y mayo con ella liberada.

Mientras, el distrito 2 (Monte Alto, Orillamar, Zalaeta y Matadero), el movimiento disminuyó en 1.001 personas; en el 6 (Agra do Orzán, As Conchiñas, Peruleiro y calle Barcelona), en 831; en el 3 (Cuatro Caminos, Juan Flórez, Ramón y Cajal y Palloza), en 502; en el 9 (Elviña, Mesoiro, Novo Mesoiro, A Zapateira y Pocomaco), en 91; y en el 5 (Labañou, Los Rosales, Alfredo Vicenti y Manuel Murguía), en 968.

En cuanto a los residentes en cada uno de los distritos que decidían no moverse de su entorno, el mayor cambio entre la época del cierre perimetral y la actual se da en el 5. Así, si el 75,84% de los residentes se quedaban en su barrio en enero, ahora es solo el 66,88 el que no se desplaza. A seguir se sitúan el distrito 1 (del 75,76% de enero al 67,26% de mayo); el 7 (de 75,99% a 70,11%); el 8 (de 73,05% a 67,47%); el 2 (de 74,64% a 69,2%); el 4 (de 76,82% a 71,65%); el 3 (de 75,91% a 71,85%); el 10 (de 69,58% al 65,83%); el 9 (del 65,16% al 62,97%) y el 6 (del 77,77% al 75,73%).

Se observa que los residentes en Elviña, Mesoiro, Novo Mesoiro, A Zapateira y Pocomaco (distrito 9) fueron los que más salieron de su zona durante la etapa del cierre perimetral, mientras que los del Agra do Orzán, As Conchiñas, Peruleiro y calle Barcelona fueron los que menos abandonaron los límites de su barrio.

La Marina es el distrito que más gente atrajo desde que se levantó el cierre perimetral