Jesús Sú, en Black Box Gallery

|

La galería Black Box, ( Santa Lucía 3), ofrece la muestra “POLIMORFIA DE ARISTÓCRATAS MENDIGOS” de Jesús Sú (Taboada, Lugo, 1970), licenciado en Bellas Artes y Derecho y profesor de Dibujo; artista multidisciplinar::cine, vídeo, grabado, pintura... y fundador de la web aristócratasmendigos.org . Polimorfa es –como el título indica– la obra que expone, que se puede dividir en dos grandes grupos: una serie de dibujos de encrespados paisajes, en los que (en la línea que habían inaugurado un Turner o un Delacroix) late la pasión romántica de la naturaleza, con la expresión de sus indómitas y poderosas fuerzas: cielos tormentosos, costas abruptas, olas gigantes, barcos naufragados, ráfagas y vaivenes de energía eólica agitándolo todo y levantando montañas de agua; el movimiento incansable, en suma, que había sido una de las conquistas del arte romántico; son ritmos y vaivenes, a la vez majestuosos y dramáticos, que pueden devenir en metáfora del pathos que afecta a los sentimientos humanos. Una exultante y fascinada embriaguez está presente en estas obras en las que la mancha y el trazo nervioso adquieren dimensiones épicas. En el segundo grupo de obras, formado por dos series que titula SUDARIO y NEODIOS, la pasión, que también está presente, se traslada a la materia y a las expansivas manchas de color. 


Curiosamente, ambos títulos nos llevan a la idea, que también tuvieron los románticos, de que toda la naturaleza es sagrada y participa de la divino, incluido el ser humano. Los Sudarios están configurados con telas de seda luminosa que envuelven y abrazan los lienzos como buscando cobijar y proteger lo que está en el fondo, tal como lo harían los pliegues de una sábana que acogiesen a un difunto, pero aquí, en realidad, son como abrazos arrugados de materia encendida que envuelven protectoramente la tierra base con lienzos teñidos de azul turquesa o de malva-rosáceo; hay un cuadro por el que desciende un triángulo, como un chorro de intenso rojo, émulo de la sangre. Los Sudarios III y IV son oscuros y apenas logran cubrir las terrosas configuraciones de un paisaje que recuerda las formaciones rocosas. En Sudario V, el fondo sedoso y delicado que evoca la estética del zen es atravesado por una banda rectangular que va de arriba a abajo en vertical, creando una tensión de opuestos. En cuanto a la serie Neodios hay cinco obras formadas por expansivas luces de configuraciones galácticas, una de las cuales adquiere el aspecto antropomorfo de un enorme y alargado ser que podría ser émulo del Adam KADMON; otras dos son sugerencias de retrato, lumínica en un caso y de envolventes manchas color turquesa, en otro. Completa esta serie “NEODIOS autorretrato”: pura abstracción de luz irradiando células o partículas que podrían ser un fragmento de piel. o quizá ondas del pensamiento. En esa zona de la ambigüedad de la imagen y de sus muchas posibilidades polimórficas se mueve el quehacer de este espíritu inquieto que es Jesús Sú.

Jesús Sú, en Black Box Gallery