El piloto suizo Jason Dupasquier fallece por las graves lesiones tras su caída en Mugello

Jason Dupasquier, en Doha, este mismo año/Studio Milagro / DPPI/AFP7
|

El piloto suizo Jason Dupasquier (KTM), de 19 años, ha fallecido como consecuencia de las graves lesiones que se produjo en la caída que sufrió en el último minuto de la sesión de clasificación para el Gran Premio de Italia de Moto3 en el circuito de Mugello y en la que se vieron involucrados el japonés Ayumu Sasaki (KTM) y el español Jeremy Alcoba (Honda).


El suizo Dupasquier perdió el control de su moto a la salida de la curva nueve, conocida como Arrabbiata 2, con la mala suerte de que fue por el suelo hacia el interior del asfalto, en donde Sasaki no pudo evitar embestirlo y Alcoba llegó a tocar las piernas del piloto suizo, que quedó tendido inerte en el suelo.


El equipo médico de intervención inmediata se trasladó al lugar del accidente para intentar estabilizar al herido, una operación que duró más de media hora y en la que intervino el helicóptero sanitario, que despegó de su emplazamiento habitual para aterrizar justo en el punto del percance, desde donde las asistencias médicas introdujeron al piloto para ser trasladado de urgencia al Hospital de Florencia.


Perfil

El suizo Jason Dupasquier, era uno de esos pilotos de "casta", hijo de un expiloto de motocross y natural de la localidad suiza de Bulle, que tendría que haber cumplido 20 años el próximo 7 de septiembre, pero un gravísimo accidente le ha segado la vida demasiado pronto.


Dupasquier hizo su debut en el campeonato del mundo en una de las temporadas más complicadas de la historia del motociclismo, la de 2020, cuando tras la primera cita en el Gran Premio de Catar que se disputó en Losail, se declaró la pandemia a nivel mundial y no se pudo "reactivar" el campeonato hasta el mes de julio. En su primera campaña mundialista el piloto suizo no pudo más que acumular experiencia sin lograr ni un solo punto.


La situación, en la temporada 2021 mejoró notablemente para este joven piloto que con cinco carreras disputadas ocupaba la décima posición del campeonato, había mostrado ya muy "buenas maneras" en algunos de los grandes premios, puntuando en todos ellos y con una séptima posición como mejor resultado en la carrera de Jerez de la Frontera.


Como a muchos otros pilotos su afición a las motos le vino por su filiación, pues su padre Phillipe Dupasquier fue un conocido piloto de motocross y Jason comenzó su carrera en otra especialidad muy distinta a la velocidad, "Supermoto", una modalidad que mezcla el asfalto y la tierra con fuertes derrapadas y saltos y en la que fue varias veces campeón nacional suizo.


A partir de ese momento el joven Jason, se vio atraído antes de cumplir los quince años por las carreras de velocidad y ahí conquistó el título del campeonato "ADAC NEC" de Moto3 en 2016, antes aventurarse a disputar el mundial júnior de la categoría en 2017, más conocido como el FIM CEV Repsol.


En constante progresión, Jason Dupasquier fue seleccionado para disputar la "Red Bull Rookies Cup" en 2018, pero la mala suerte quiso que se rompiese el fémur de su pierna izquierda en la segunda carrera del mundial júnior, lo que le forzó a no poder disputar la Copa por la que han pasado pilotos de renombre como los españoles Joan Mir y Jorge Martín, el australiano Jack Miller, el portugués Miguel Oliveira o el francés Johann Zarco.


Dupasquier fue baja durante toda la temporada 2018, pero en 2019 recuperó el aliento y volvió a competir para conseguir un cuarto puesto en el Ángel Nieto de Jerez y ser octavo al final del campeonato en el mundial júnior.


Un edema cerebral y un fuerte traumatismo torácico se han cruzado en la vida de este joven piloto del equipo Prüstel, el mismo en el que hubiera estado junto a Pedro Acosta de no haber sido porque en el último momento se fijó en el español el finlandés Aki Ajo, que lo reclamó para su escudería.


La Arrabbiata 2, la segunda de dos curvas enlazadas con el mismo nombre y lugar del gravísimo accidente del suizo Jason Dupasquier, se ha cobrado su primera víctima mortal. 


El piloto suizo Jason Dupasquier fallece por las graves lesiones tras su caída en Mugello