Los parques infantiles contarán con cien papeleras decoradas por niños

La alcaldesa, Inés Rey, en la clase de 3ª del CEIP Fernández Latorre posa con Alicia, la autora del diseño | Pedro Puig
|

La concejalía de Medio Ambiente llevará a cabo la idea de una case de Tercero de Primaria del CEIP Fernandez Latorre, situado en el barrio de O Castrillón. Los escolares habían propuesto decorar las papeleras que se disponen en los parques infantiles con dibujos, para animar a pequeños y mayores a utilizarlos. El Ayuntamiento recogió los diseños enviados por el colegio, y ya el próximo mes instalará un centenar de papeleras con los nuevos dibujos: unicornios arco iris, mariquitas, mariposas y gatos, que aportaran una nota más de color a estas zonas de ocio para niños. 


La alcaldesa, Inés Rey, acudió en persona a comunicárselo, acompañada de la concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, y del concejal de Educación, Jesús Celemín, que tuvo la oportunidad de demostrar sus tablas como profesor manejando a los niños de nueve años de edad, pidiendo aplausos y luego conminándolos al silencio para que la alcaldesa pudiera hablar. Fue una intervención que no tuvo desperdicio.


El objetivo de la intervención es animar a usar los recipientes y que
no se arroje basura a la vía pública


“¿Os acordáis de los dibujos?”, preguntó. Y se acordaban. Los niños explicaron que se les había ocurrido la idea para conseguir que la gente se animara a tirar la basura en la papelera. La alcaldesa comentó: “Nos gustó la idea, pero es muy complicado”. Los niños parecieron estar de acuerdo. De repente, decorar unas papeleras parecía una quimera imposible, propia de Barrio Sésamo.. 


Fue entonces cuando la regidora decidió dar el golpe de efecto a su audiencia. “Pero como estamos aquí para hacer cosas complicadas, os voy a enseñar algo”. Para asombro de los niños, sacó de una caja de cartón una papelera decorada con un vinilo de mariquitas, logrando que la clase lanzara exclamaciones de asombro. Todos señalaron a una niña, Alicia, que era la autora de dibujo que lucía la nueva papelera, a la que seguirán cien más. 


Regalos reciclados 


A esas alturas, Rey ya se había ganado al respetable, pero no quiso dejar nada al azar, así que ella y os concejales repartieron entre los niños cuadernos y bolígrafos realizados con material reciclado. El éxito fue total, y la prueba es que los concejales se vieron obligados a firmar autógrafos en los nuevos cuadernos de los niños. Ya convertidos en estrellas infantiles, hicieron un bis en la clase de al lado, donde la papelera volvió a causar su efecto. 


Según Rey, “es un proyecto muy bonito y están muy concienciados con la sostenibilidad, con el medio ambiente”. Y además, “es una manera de reconocer la idea, el trabajo y el esfuerzo y animar al resto de coles a presentar iniciativas como esta”. Y para demostrarlo, donó la papelera que habían traído al colegio. 

Los parques infantiles contarán con cien papeleras decoradas por niños