El mítico monte Pindo, incluido en la Red Natura, padece el segundo mayor incendio de este verano

|

El monte Pindo, conocido como el Olimpo Celta situado en plena Red Natura, padece el segundo mayor incendio del año en Galicia, con 1.600 hectáreas arrasadas por el fuego, solo superado hasta ahora por el del municipio pontevedrés de Oia, en el que ardieron 1.850 hectáreas.
Fuentes de Medio Rural explicaron que el incendio se inició a las 21.37 horas del miércoles, permanece activo y el viento dificultó enormemente las labores de extinción, hasta el extremo que llegó por la noche a rachas que imprimieron el fuego un desplazamiento de dos kilómetros por hora.
La conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, que se había desplazado de madrugada al lugar, regresó ayer con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y subrayó que \“los incendios los trae la mano de algún desaprensivo que se acerca al monte con la intención de hacer daño\”, ya que en estos momentos está prohibida cualquier tipo de quema, controlada o no.

casas amenazadas
Aunque el fuego no supone un peligro para zonas habitadas, el departamento de la Xunta mantiene el nivel 1 de alerta, como medida preventiva ante la posibilidad de que suba de nuevo la intensidad del viento, explicaron fuentes de Medio Rural en un comunicado.
De hecho, durante la noche de ayer la llamas se acercaron a las casas, quemaron persianas y dejaron a varios núcleos de población de la zona sin los servicios básicos.
Por su parte, el alcalde de Carnota, Ramón Noceda, lamentó que el incendio en su municipio, que \“arrasó\” el monte Pindo.
Noceda, que confió en que antes se pueda \“estabilizar algún lado\”, insistió en declaraciones a Efe en que este monte sigue amenazado por conatos de que rebrote el fuego, y solo queda por quemar una parte de la zona norte que linda con el Ayuntamiento de Mazaricos.
\“Pero podemos considerar que el monte Pindo quedó arrasado\”, subrayó el alcalde, que recordó que toda esta zona forma parte de la Red Natura, y destacó las dificultades para recuperar la flora del suelo, ya que se trata de una zona pedregosa, que \“tarda muchísimo\”.

focos bien situados
El alcalde, además, subrayó que solamente vio un foco en este fuego, pero estaba \“tan bien colocado, tan bien previsto, tan bien seleccionado\” y surgió por la noche, que consideró que \“aunque no se puede decir al cien por cien, tiene todos los visos de que fue malintencionado\”.
Sobre a quién cree que puede beneficiar la quema del monte, dijo que a nadie. \“Simplemente maldad, la verdad es que la irracionalidad es tanta que no veo casualidad\”, apuntó el alcalde.
Además del de Carnota, a última hora de la tarde de ayer continuaban activos otros seis incendios en las localidades de Negreira y Porto do Son, A Coruña; A Fonsagrada, en Lugo; Allariz y Paderne de Allariz, en Ourense, y Cambados y Ponte Candelas en Pontevedra.

actividad
La Consellería de Medio Rural desactivó poco después de las 18.30 horas el nivel 1 de alerta en el incendio en Ponte Caldelas (Pontevedra), en la parroquia de Anceu, que se declaró ayer por la tarde a las 16.36 horas.
Dada la cercanía de las llamas al núcleo de A Esfarrapada, la administración autonómica declaró el nivel 1 como medida de precaución a las 17.23 horas, y lo desactivó 47 minutos después.
Entretanto, quedó extinguido a las 19.00 horas el incendio en Ortoño-Ames tras afectar una superficie aproximada de 22,4 hectáreas, 20 de monte arbolado y el resto, de monte raso.
Asimismo quedó extinguido el incendio de Nemiña-Muxía, con una superficie provisional quemada superior a las 20 hectáreas, más de quince arboladas.
El Ministerio de Agricultura desplazó una treintena de aeronaves y cuatro brigadas de refuerzo a Galicia para colaborar en la extinción de los incendios registrados en las cuatro provincias gallegas.
El incendio de Negreira comenzó a mediodía del miércoles y quemó unas 400 hectáreas.
Por su parte, el incendio localizado en la parroquia de Noal del municipio de Porto do Son se declaró a las 00.56 horas y, según los últimos cálculos, afecta a una superficie de 100 hectáreas.
El último incendio en Galicia activo se declaró el miércoles en A Fonsagrada, en la provincia de Lugo, concretamente en la parroquia Vilar de Cuiña, que amenazó a varios núcleos de población.
El alcalde del municipio lucense de A Fonsagrada, el socialista Argelio Fernández, confirmó que el incendio que ha arrasado 350 hectáreas en su ayuntamiento y obligó a la Xunta de Galicia a decretar el nivel 1 de alerta todavía tiene activos dos frentes, pero el fuego ya no amenaza a ningún núcleo de casas.
El alcalde explicó a Efe que, según la información que le transmitieron los técnicos, el incendio comenzó en cinco focos en la parroquia de Vilar de Cuiña, por lo que no tiene dudas de que el fuego fue provocado. \“No me cabe ninguna duda, no prende por obra de birlibirloque en varios sitios a la vez\”, afirmó.
\“El miércoles fue un día normal, hacía viento y calor, pero en ningún momento se puede pensar que va a prender el fuego en una ladera, en varios puntos a la vez y a bastante distancia unos de otros\”, precisó el regidor. n

El mítico monte Pindo, incluido en la Red Natura, padece el segundo mayor incendio de este verano

Lo más visto