Victoria y crecimiento

Eibar 15-09-2014 Fútbol. Eibar vs Deportivo de la Coruña © Fotógrafo: MITXI / ALFAQUI
|

El Deportivo se llevó la victoria en su visita al complicado Ipurúa merced a un solitario gol de Juan Domínguez. Los coruñeses, que con este triunfo dan un salto importante en la tabla, necesitaban los puntos ante la dureza del inminente calendario y consiguieron el objetivo.

Víctor Fernández avisó de que habría cambios con respecto al encuentro contra el Rayo Vallecano. Más de la mitad del equipo permutó con la titularidad de Sidnei y Luisinho en defensa, Álex Bergantiños en el centro del campo, Juanfran en la banda derecha, Cavaleiro, en la izquierda y Hélder Postiga en el ataque. Seis variaciones.
Bergantiños se ubicó como cerrojo por delante de la defensa para frenar las posibilidades de ataque de Arruabarrena. El Depor, con el esquema interiorizado, saltó activado al campo y encerró al Eibar en su parcela.
En los primeros compases botó cuatro córners y ensayó sobre la meta de Irureta con un disparo alto de Medunjanin.
Los herculinos siguieron con presencia en el área rival, cortando las salidas locales y, poco a poco, se fueron acercando al gol. En el minuto 12 un centro de Juanfran, que se iba de su par en la banda, volaba hacia Postiga, quien reclamaba penalti al caer en el área. La pelota le caía a Bóveda, que despejaba mal, y Juan Domínguez, a dos metros de la línea de gol, batía al meta.
El Deportivo intentó imponer su ritmo, pero el Eibar respondió a todas las jugadas y por momentos fue un combate con un continuo intercambio de golpes. En el 22 Dani García gozaba de la primera ocasión eibarresa, pero su disparo se iba alto. Respondía el Depor en el 29 con un centro pasado de Medunjanin al que no llegaba Postiga.
En el 31 el bosnio veía la segunda amarilla del partido. Cavaleiro lo había hecho en el 15. El cuadro coruñés sumaba 10 faltas en media hora. El pragmatismo también vale para frenar a un equipo aguerrido como el Eibar. Los minutos finales del primer periodo transcurrieron con poco fútbol. Sólo en el 42 Albentosa tuvo un disparo para susto deportivista, pero con la mínima ventaja se llegó al descanso.
El Deportivo saltó al campo decidido a encerrar de nuevo al Eibar en su área. Fue un espejismo porque los armeros pasaron a dominar. Dani Nieto chutaba a puerta para la primera intervención ‘seria’ de Lux. Segundos después volvía a intentarlo pero el balón se marchaba lejos de la meta.
Los entrenadores pasaron al tablero y los cambios se hicieron protagonistas. Tras el primero de Garitano, en el descanso, llegó el segundo, dando relevo en su delantera a un desgastado Ángel.
Víctor retiró a Cavaleiro, que deambulaba peligrosamente en el filo de la segunda amarilla, y dio entrada a Cuenca. Después hizo lo propio con Juan Domínguez, entrando José Rodríguez. En el minuto 68 el equipo se ‘oxigenaba’. Sin embargo, tres más tarde, Lux tenía que intervenir de puños para despejar una acción peligrosa de los armeros.
El Depor se dedicó a cerrar el partido porque físicamente no había para más. En el 79 Lux paraba en dos tiempos en un centro volcado desde la banda derecha. Instantes después el arquero blanquiazul estaba atento para quitarle la pelota a Saúl.
El entrenador deportivista realizó su último cambio, dando entrada a Canella por un agotadísimo Juanfran y el cuadro coruñés consiguió que el empuje del Eibar se quedase sólo en eso, sin ocasiones de mención.
Los coruñeses se llevaron el triunfo de manera merecida aunque, como el técnico comentó tras el choque, hay que seguir mejorando, ganando tono competitivo y, sobre todo, mantener el espíritu de equipo que por bandera luce este vestuario. El Depor demostró que está en el buen camino de una ruta larga en la que todos han de sumar para lograr la permanencia. n

Victoria y crecimiento