Feijóo cree que los ciudadanos deben ayudar para mantener los servicios básicos

Alberto Nuñez Feijoo presidente de la Xunta de Galicia / Ana Varela
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha instado hoy a los ciudadanos a que ayuden a los gobiernos autonómicos para mantener los servicios públicos, ya que las comunidades no tienen suficiente dinero para ello y para pagar la deuda que "nos han dejado", en alusión al anterior Ejecutivo.

Así lo ha manifestado Feijóo, en declaraciones a los periodistas, a la entrada a la reunión que el líder del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado con los barones regionales del partido para abordar el nuevo ajuste previsto en sanidad y educación, cifrado en 10.000 millones de euros.

De todos modos, Feijóo no ha especificado en qué consistiría esa ayuda y ha dicho que las propuestas del Gobierno para ahorrar 10.000 millones de euros en Sanidad no significa recortar, sino "sumar".

"No se trata de recortar gasto público en sanidad y educación, sino de cómo conseguimos más dinero para ello", ha aclarado.

En este sentido, ha recordado que los propietarios de los hospitales y de los centros de salud son los ciudadanos. "A ellos nos debemos y ellos tienen que ayudar a los gobiernos porque éstos no tienen dinero para mantener los servicios públicos y pagar la deuda que nos han dejado", ha explicado.

Se trata, ha añadido Núñez Feijóo, de ver cómo se paga esa deuda y cómo se puede seguir manteniendo la calidad de los servicios públicos.

A su juicio, la crisis no puede llevarse por delante los sistemas públicos de educación y de sanidad y de cumplir los compromisos adquiridos con Europa para cuadrar las cuentas, pero también de "pagar lo que debemos, y eso exige reformas y decisiones".

Feijóo se ha mostrado satisfecho de tener un presidente del Gobierno que quiere coordinar y liderar el Estado autonómico y convoca a sus responsables para explicarles las decisiones que se adoptan.

Sobre la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de devolver competencias al Estado, Feijóo ha dejado claro que ese no es el objeto de debate, sino cómo se mantienen la sanidad pública y la educación pública, cómo se cuadran las cuentas y cómo se crece.

Feijóo cree que los ciudadanos deben ayudar para mantener los servicios básicos