Las elecciones tendrán que esperar

|

al final se ha impuesto la cordura y las elecciones gallegas se aplazan a una fecha que todavía está por determinar, pero que parece que será más tarde que pronto. Las gallegas y las vascas, por supuesto. No parecía la mejor idea que los ciudadanos tuvieran que ir a votar en medio de una crisis como la que nos está azotando. El presidente de la Xunta logró el apoyo del resto de responsables de las fuerzas políticas gallegas en esta iniciativa, lo que demuestra que, aunque muchos no lo crean posible, es factible lograr consensos cuando los asuntos son de la trascendencia como el que ahora nos ocupa. FOTO: Alberto núñez feijóo | aec

Las elecciones tendrán que esperar