Demasiado tiki y absolutamente nada de taka

|

Mientras una legión de comentaristas deportivos animaban a los aficionados a ir bordando la segunda estrella en la camiseta de la selección y así no tener que pasar por caja para comprarse la nueva, Rusia, jugando al antifútbol consiguió poner la puntilla definitiva a una generación: la del “tiki-taka”. Aquellos jugadores que enamoraron al mundo con su juego de pases y más pases hasta llegar al área contraria se ha convertido con el tiempo en un grupo de hombres que marean la pelota adelante y atrás, pero siempre alejados de la zona de peligro, que han recurrido a un tanque sin técnica para intentar marcar gol o que no son capaces de jugar en vertical, más allá del pelotazo desesperado. Es posible que en el nuevo fracaso de la Selección tenga mucho que ver el ataque de cuernos del presidente de la Federación, un hombre de gatillo fácil, capaz de cargarse al seleccionador a dos días del debut porque no le cogió el teléfono. De cualquier modo, la gran ventaja es que solo es fútbol y en dos años tenemos ya una Eurocopa con la que volver a ilusionarnos. FOTO: los Jugadores españoles abatidos | efe

Demasiado tiki y absolutamente nada de taka