Mis casas que estén libres de okupas; como debe ser

|

cuando Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, andaba por la Universidad –ya con despacho de profesor– y por los juzgados, no para prestar declaración, sino para tomarla –por aquel entonces empezaba a trabar amistad con el exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares–, Xiao Varela Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, se dedicaba a cuestiones más prosaicas. Le había dado por meterse a okupa y experimentar nuevas sensaciones. Aquello no daba para comer, así que acabó dejándolo, probó fortuna en la Marea, nasía pa’ganá y ¡bingo! hasta sueldo y despacho tiene ahora. Ya siendo un potentado se enganchó al Monopoly y decidió montar uno a tamaño real para convertirse en un potentado del sector inmobiliario. Desde hace una temporada presiona a los coruñeses para que le vendan sus casas, pero, eso sí, sin bicho dentro. Todas tienen que estar libres de okupas. ¡Qué listo!, ¡cómo aprendió de sus veleidades de la juventud! FOTO: el alcalde, en cabeza, con xiao varela, a rebufo | aec

Mis casas que estén libres de okupas; como debe ser