Sánchez se nos hace un Rappel

|

La oficina estadística de la UE acaba de hacer público que en el primer trimestre del año la eurozona entró de nuevo en recesión tras sufrir una caída de su PIB del 0,6%. En comparación con el primer trimestre de 2020, las mayores caídas correspondieron a Portugal y a España. Parece, en el caso de nuestro país, que las cosas podrían mejorar algo en este segundo trimestre. Aún así, los sectores de la hostelería y el comercio textil esperan miles de cierres y despidos, la deuda pública ha alcanzado otro máximo al situarse en el 125% del PIB, casi 1,4 billones de euros. Algo de mejoría apuntan el sector turístico, con avances significativos en las reservas mayoritariamente de españoles, y la compraventa de viviendas.


El Gobierno, mientras, parece dedicado a poner palos en la rueda. La ampliación de los ERTE seguirá exigiendo la prohibición de despidos y el recorte de hasta un 50% en sus prestaciones. Además, prepara un mazazo a los autónomos por la vía de las cotizaciones y una masiva subida de impuestos que nadie sabe muy bien cuándo tendrá lugar. Unas veces se producirá en 2022 y otras en 2023, pero que afectará a impuestos en vigor y a la creación de otros nuevos revestidos de nombres ligados a lo verde, a lo ecológico o a lo saludable. Por supuesto, las ayudas directas aún tardarán semanas en llegar y se diseña una reforma del Sistema Público de Pensiones que ni siendo un experto puedes ahora mismo concretar su contenido. Eso sí, beneficiará a los pensionistas actuales y perjudicará a los del futuro. Y en este escenario, aún tenebroso para la economía española, con los que han logrado sobrevivir rezando para ser capaces de doblar un día más, el Gobierno se nos descuelga con un documento que nos presentarán en breve sobre la España de 2050. No sabemos que será de nuestros empresarios, autónomos y trabajadores el mes que viene, pero Sánchez y Redondo quieren vendernos que ocurrirá dentro de 30 años. Si la intención es desplegar una cortina de humo sobre lo ocurrido en las elecciones del 4 de mayo tiene muy poco recorrido y si es una broma no tiene ninguna gracia. Veremos de qué va y lo comentaremos, pero España no está para perder el tiempo con ejercicios más propios de Rappel que de un Gobierno responsable. La economía de la zona euro volvió a entrar en recesión después de sufrir una contracción del PIB del 0,6% entre enero y marzo, tras la caída del 0,7% del último trimestre de 2020, como consecuencia del impacto de las medidas para frenar los rebrotes de la pandemia de Covid-19, según ha confirmado Eurostat. A su vez, la economía del conjunto de la Unión Europea (UE) también volvió a entrar en recesión al registrar una contracción del PIB del 0,4% en el primer trimestre de 2021, después de la caída del 0,5% entre octubre y diciembre de 2020. En comparación con el primer trimestre de 2020, las mayores caídas del PIB correspondieron a Portugal (-5,4%), España (-4,3%) y Alemania (-3%), mientras que la mejor evolución interanual se observó en Francia (+1,5%), Lituania (+1%) y Eslovaquia (+0,5%). En el caso de España, el PIB registró una contracción del 0,5% en el primer trimestre, después del estancamiento observado en el cuarto trimestre de 2020. En comparación con los tres primeros meses del año pasado, la economía española retrocedió un 4,3%.

Sánchez se nos hace un Rappel