La resiliencia del Deportivo

Los jugadores y el cuerpo técnico retiraron de Abegondo ayer sus objetos personales como cada final de temporada | quintana
|

El Deportivo, que concluyó la temporada el domingo sin poder optar al ascenso a Segunda División, mira al futuro con varias incógnitas por resolver, principalmente quién se sentará en el banquillo y quién ocupará el cargo de director deportivo, aunque en ambos casos podría optarse por la continuidad.


El conjunto coruñés se quedó fuera de la pelea por recuperar su plaza en el fútbol profesional a la conclusión de la primera fase del campeonato y, como mal menor, logró asegurar en la segunda etapa de la temporada un puesto en la nueva categoría de bronce, la Primera Federación, en la que competirá el próximo curso.


El entrenador

Rubén de la Barrera se hizo cargo del banquillo en enero tras la destitución de Fernando Vázquez, cogió al equipo todavía en puestos de descenso, aunque en línea descendente, y no pudo mantenerlo ahí.


El Deportivo llegó a estar en peligro de sufrir un descenso a la Segunda Federación, pero reaccionó a tiempo para evitarlo e incluso estuvo a punto de lograr acabar la primera fase entre el podio del subgrupo 1D, lo que le habría permitido luchar por el ascenso en la segunda etapa. Por un punto, se quedó fuera.


En la segunda fase, el equipo certificó una plaza en la Primera Federación, objetivo secundario en una temporada en la que buscaba el ascenso.


Concluido el curso, el Deportivo pretende que Rubén de la Barrera siga al frente del equipo y el técnico coruñés no ha confirmado su continuidad a la espera de que le garanticen una plantilla capacitada para pelear el ascenso el próximo año.


Dirección deportiva

Richard Barral, que confeccionó el equipo esta temporada, tiene una propuesta del club para continuar al frente de la dirección deportiva, pero por ahora no se ha comprometido a seguir.


Sea él u otro, el director deportivo tendrá que afrontar la reestructuración de la plantilla, que tendrá que adaptarse a un presupuesto inferior al de esta temporada, en la que prevé pérdidas de nueve millones de euros.


Renegociar contratos a la baja y reforzar la plantilla serán las dos misiones del responsable de la parcela 

deportiva.


Los jugadores

El presidente, Antonio Couceiro, reveló hace unas semanas que le constaba que algunos jugadores con contrato no querían seguir ligados al club al tener otras perspectivas; otros no podrán quedarse en la plantilla por sus emolumentos. Esta temporada, el Deportivo convenció a algunos jugadores para sumarse al proyecto con contratos largos que estaban supeditados al ascenso a Segunda División, objetivo que no se logró.


Reunión del Consejo

La directiva blanquiazul celebró ayer un consejo de administración ordinario para avanzar en el planteamiento de la próxima temporada.


El dirigente deportivista ya avanzó que el club está preparando un plan de futuro que sea asumible, 

equilibrado y sostenible.


Reconoció que el coste de la plantilla de esta temporada es inasumible, pero, al mismo tiempo, la 

propiedad (Abanca) es consciente de la necesidad de confeccionar un equipo competitivo para poder optar al ascenso. En su intervención en la Junta de Accionistas de abril y también en las comparecencias posteriores ante los medios de comunicación, Antonio Couceiro indicó que el accionista mayoritario es sabedor de que el club va a cerrar los ejercicios en números rojos hasta que no regrese al fútbol profesional y por eso ese objetivo se presenta como prioritario y en corto espacio de tiempo para el Deportivo.


El proyecto ideal de Couceiro no solo contempla la vuelta al fútbol profesional, que debería ser perentoria, sino también la estabilidad en él, el regreso a Primera División para competir en esa categoría con garantía de continuidad.


Sería en ese momento cuando el accionista mayoritario, tal y como apuntó el dirigente, podría optar por recuperar la inversión que hizo. El objetivo de ascender es, pues, denominador común para todos los que, de una manera y otra, forman parte del Deportivo.


Cantera

El Deportivo ha asumido un modelo de cantera para intentar regresar al fútbol profesional y al frente de ella seguirá el excapitán blanquiazul Fran González, que llegó hace un año, con la anterior directiva.


También continuará en la base el exjugador deportivista Juan Carlos Valerón, que estuvo al frente del filial esta temporada. Está previsto que la próxima temporada aumente el porcentaje de menores de 23 años en las plantillas de la Primera Federación, lo que, unido a la apuesta del Deportivo por la cantera, abrirá las puertas del primer equipo a más canteranos.


La afición

Uno de los pilares del Deportivo, su afición, no pudo acompañarle en muchos partidos. Casi todos los encuentros en los que hubo seguidores blanquiazules en la grada, el equipo los tradujo en victorias.

La próxima campaña, si mejoran la situación sanitaria y hay más público, el Deportivo será uno de los grandes beneficiados.

La resiliencia del Deportivo