Un “búnker”, cañones de proyección y equipos musicales formarán el nuevo Remanso de Cuatro Caminos

Visita a las obras en el antiguo Remanso | pedro puig
|

El pabellón José Toubes Pego, antiguo Remanso de Cuatro Caminos, ya va cogiendo forma. La alcaldesa, Inés Rey, visitó ayer las obras con parte de su equipo municipal, como la concejala de Barrios, Diana Cabanas; la concejala de Igualdad, Yoya Neira; y el concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada.

Con el objetivo de ser un espacio que ofrezca alternativas de ocio saludable para los jóvenes, este pabellón contará con una planta y un sótano, denominado “búnker”, en las que habrá varias estancias para desarrollar las ideas y proyectos de los usuarios.


“Una de las primeras medidas que se tomaron por parte de este gobierno fue la erradicación y prohibición del botellón, pero este hecho venia de la mano de iniciativas que fomentasen alternativas de ocio saludable. La concejala Yoya Neira se puso a trabajar en ello y, como consecuencia, hoy presentamos las obras de este proyecto”, subrayó ayer la regidora municipal.


La planta superior del antiguo Remanso será el escenario de un espacio para los jóvenes con dotaciones tecnológicas de última generación. Habrá cañones de proyección, equipos para crear y desarrollar espacios musicales, instrumental informáticos y aplicaciones de internet, tal y como anunció Rey.


El “búnker”, por su parte, será el lugar al que la juventud acuda a trabajar o estudiar. “No será un aula de estudio al uso. Aquí podrán debatir, trabajar en grupo y hacer trabajos en común”, dijo. El centro contará con un equipo de dinamización socio-cultural en el que habrá préstamo de equipos informáticos, “lo que ayudará a reducir esa brecha digital que existe entre las familias con menos medios y que desde el Ayuntamiento queremos ayudar a que esa brecha sea cada vez más pequeña”, añadió la alcaldesa.


Plazo de ejecución

El nuevo Remanso será el cuarto espacio de la red que permitirá una descentralización del centro de formación juvenil (tras el Fórum, Ágora y Ciudad Vieja) y podría estar terminado finales de este mismo año.

Durante la visita Inés Rey explicó que la sala de acceso contará con 84 metros cuadrados, mientras que el sótano tendrá ochenta. El presupuesto, con fondos Eidus, es de 423.270 euros.


En la mañana de ayer también acudieron a supervisar las obras de peatonalización e implantación del carril bici en la calle de Mariscal Pardo de Cela. Un proyecto, sostuvo Rey, con un presupuesto de 141.000 euros que supondrán ganar 1.000 metros cuadrados para el uso ciudadano en un barrio con déficit de zonas peatonales y de ocio. “En los 20 meses que llevamos de gobierno se invirtieron más de 1.400.000 euros en obras de mejora del espacio público en el barrio de Os Mallos y 700.000 euros en Cuatro Caminos y en todas las intervenciones primó la accesibilidad, la introducción de mobiliario urbano de calidad y arbolado y la renovación completa de pavimentos e infraestructuras”, concluyó la alcaldesa. 

Un “búnker”, cañones de proyección y equipos musicales formarán el nuevo Remanso de Cuatro Caminos