Un trabajo bastante chapucero

FOTO: Por lo menos, el edificio sí que ha pasado a ser propiedad del estado | aec
|

Da miedo pensar a cuanto ascenderá la nómina de los abogados que el estado tiene a su disposición. Pues si a esos les sumamos los de la Xunta, las diputaciones y hasta los de algún que otro ayuntamiento, todos esos sueldos juntos, tienen que dar para mucho. Lo curioso es que, entre tanto letrado y tanta reunión de coordinación, ninguno se diera cuenta de que en el pleito que abrían con los Franco por la titularidad del pazo de Meirás, se habían olvidado de incluir los bienes allí depositados. En este detalle sí cayó el juez que ha determinado que la familia del dictador recuperará todo lo que allí había. Hasta las estatuas de Isaac y Abraham, atribuidas al Maestro Mateo, se las pueden quedar, ya que la ley gallega de los Bienes de Interés Cultura, es peculiar. Ahora mismo, todos esos letrados, cuyos sueldos le salen por un ojo de la cara a los ciudadanos, están preparando una nueva querella, esta sí, reclamando quedarse con todo lo que hay en el interior del inmueble. Habrá que esperar a ver si en esta ocasión sí son capaces de no meter la pata y se ganan la nómina recuperando para todos lo que fue y es de todos. FOTO: Por lo menos, el edificio sí que ha pasado a ser propiedad del estado | aec

Un trabajo bastante chapucero