De aeropuerto en aeropuerto

|

Hace tan solo unos días me sorprendieron unas declaraciones de una facultativa sanitaria gallega que trabaja en tierras catalanas. A la pregunta de la periodista de donde iba a pasar los días de descanso de Semana Santa, respondió con rotundidad: “En Galicia, visitando a mis padres que hace casi un año que no los veo” Tengo que reconocer que la respuesta me sorprendió teniendo en cuenta que los desplazamientos-tren, coche, avión y barco- entre Galicia y Cataluña están cerrados. No se puede salir de la comunidad en la que uno está residiendo de forma habitual.


La sanitaria, que dijo era médica de atención primaria, explicó con detenimiento lo que iba a hacer. Salida de Barcelona rumbo al aeropuerto de País, y desde allí tomaba un avión con destino a Santiago o Vigo, dependiendo de los vuelos existentes. De este modo, procediendo desde el extranjero, puede entrar en nuestra comunidad autónoma teniendo en su poder una PCVR hecha dos días antes de aterrizar en uno de los aeropuertos gallegos.


El tema me hizo pensar. Resulta que los franceses y alemanes pueden inundar nuestras tierras, sobre todo las canarias y baleares, y nosotros no podemos pasar de la Canda. Es una gran arbitrariedad que nos penaliza en demasiada y que deja riendas sueltas- sobre todo las de la diversión rompiendo todas las medidas sanitarias - a los que vienen a disfrutar de nuestro sol, de nuestra comida y de nuestra hospitalidad.


Se me puede decir que se trata de ciudadanos europeos. Y lo acepto. Lo que no pudo aceptar es que proceden de países que están confinados y con unos índices de contagio que superan en mucho a los nuestros. Estos dispendios de nuestro Gobierno abriendo fronteras nos van a acarrear grandes males en forma de una nueva ola de contagios.


El tiempo nos lo dirá. Lo que sí es cierto es que los extranjeros llegan a nuestras tierras y cuando lo hacen se olvidan de las medidas sanitarias que tanto sufrimiento nos están produciendo a los españoles. El turismo y los temas economicistas no pueden ser la motivación para mantener nuestras fronteras abiertas. Desde la Comisión Europea ya se alentó a España a que revisase sus iniciativas aperturistas de vía libre fronteriza De no hacerlo muchos españoles que residen fuera de una comunidad estarán saltando de aeropuerto en aeropuerto en el extranjero. Una gran tristeza.

De aeropuerto en aeropuerto