Ciudadanos, una sangría interminable

Ciudadanos espera que Edmundo Bal les ayude a no desaparecer en madrid
|

Resulta imposible de prever cuanto durará la sangría abierta en Ciudadanos. Lo que si que ya no requiere dotes de adivinación es percatarse de que el partido, ahora mismo, está muy tocado y que, dependiendo de lo que suceda en Castilla y León, con la moción de censura planteada y, sobre todo, en Madrid, en la elección del próximo 4 de mayo, se puede ver abocado a la disolución. La procuradora de Ciudadanos por la provincia de Salamanca, María Montero Carrasco, ha sido la última en dejar la formación, pero hay una larga lista, encabezada por Toni Cantó, los senadores Emilio Argüeso y Ruth Goñi y los diputados Marta Martín y Pablo Cambronero. La lista de miembros de la formación naranja que quieren dejar el partido es tan larga que ya hay quien asegura que en el Partido Popular están asegurando que no hay sitio para tantos. Veremos.

Ciudadanos, una sangría interminable