Antonio Couceiro: "El proyecto del Deportivo está garantizado"

Antonio Couceiro, durante su primer contacto con la plantilla/
|

El presidente del Deportivo, Antonio Couceiro, admitió esta mañana en rueda de prensa que el club atraviesa su "situación más delicada y más compleja en sus casi 115 años de historia". "Si no hubiera un primer accionista que apuseta por el club y está dispuesto a aportar recursos económicos, el Deportivo no tendría viabilidad económica", explicó. En este sentido, Couceiro admite que "ascender a Segunda División se antoja casi un milagro" pero que el equipo debe luchar por mantener la categoría. "Nos lo vamos a jugar absolutamente todo en los próximos tres partidos".

"Pase lo que pase, el deportivismo ha de tener la tranquilidad y la total garantía de que el proyecto está garantizado". Sobre el apoyo de Abanca, Couceiro aseguró que tienen "todo el respaldo del hoy máximo accionista del Deportivo que hace un año hizo un primer análisis técnico, con un trabajo intenso de preparación nos va a llevar a un deportivo fuerte y solvente cimientos sólidos deportivo del futuro modelo de club basado en la cantera". Para el nuevo presidente del Depor, se trata de afrontar un "proyecto realista pero ambicioso al nivel y a la altura del potencial" del club.  


Afición ejemplar

Habló también de la "afición ejemplar, que nunca le ha dado la espalda a lo largo de la historia" y a la que pidió "recuperar la tranquilidad", con un clima de estabilidad institucional imprescindible para desarrollar el proyecto. En este sentido, pidió la "unión de accionistas, socios y empresas" con el compromiso y trabajo de todos para conseguir el mejor futuro para el club. 

"Lo único que nos tiene que preocupar es la situación deportiva y apoyar todos al equipo técnico y a los jugadores para apurar hasta el final las opciones de ascenso", insistió el presidente. "Hay que centrarse en el aspecto deportivo, ir a por los nueve puntos que restan y no pensar que ahí se acaba la competición", matizó Couceiro.  Los jugadores cuentan con el "total apoyo" del Deportivo y, específicamente, del consejo de administración. Couceiro apuesta por realizar un "trabajo serio y profesional, en un proyecto sostenible a largo plazo, apostando decididamente por la cantera". El proceso, explicó, "requerirá paciencia" y "sin duda pasará momentos difíciles". 


Su llegada al Depor

Antonio Couceiro habló también de su llegada al Deportivo y cómo fue su aterrizaje en este proyecto: "Abanca contactó conmigo y me expuso el proyecto que tienen para el club y sus objetivos, con un consejo profesional que pensaban que yo podía liderar --comentó--; fue sorprendente que pensaran en mí, pero fue una extraordinaria satisfacción, siendo además deportivista convencido, deportista y después de 42 años de vida profesional. Mi trabajo es precisamente participar en diferentes consejos de administración y la propuesta de Abanca coincide con mi experiencia profesional. No pude rechazarlo e inmediatamente conmencé a ilusionarme". 

Sobre el futuro de Richard Barral en el club aseguró que la intención del consejo no es tomar "ninguna decisión inminente" puesto que hay que centrarse en conseguir todos los puntos posibles pero que cuando termine la temporada se tomarán "las mejores decisiones" pero ahora mismo todos "tienen sus puestos garantizados". 

La junta de accionistas, según Couceiro, se celebraría a primeros de abril, aunque no quiso adelantar el resultado de las cuentas, por respeto a los accionistas, puesto que se informarán en esa reunión que, debido a la pandemia, será virtual. 


Sueldo para el consejo

El presidente del Deportivo habló también sobre qué significa la profesionalización del club, de forma que el consejo trabaje de forma colegiada, establezca los grandes marcos de gestión y que apoye en el día a día los directivos que toman las decisiones. "Cuando se habla de profesionalización, se trata de que la responsabilidad ejecutiva descanse en, este caso, Javier Villasuso. No va a haber ninguna interferencia en el día a día", aclaró. Sobre las incompatibilidades de este cargo con, por ejemplo, la presidencia de la Cámara de Comercio, de la que es presidente, aseguró que no existe tal incompatibilidad. Sobre la remuneración, afirmó que habrá que hacer un cambio en los estatutos para que se refleje una remuneración para el consejo aunque su intención, a título personal, es "no tener un sueldo esta temporada" sino empezar a plantear este asunto ya para la próxima. 


Apoyo a Rubén de la Barrera

Sobre el entrenador, fue claro: Rubén de la Barrera "tiene todo  nuestro apoyo" y pidió al deportivismo que le apoye "como un solo hombre", puesto que tiene "un perfil magnífico" para revertir esta situación. Sobre la continuidad del Depor Abanca, recordó que Abanca apostó por el proyecto desde sus inicios y manifestó su intención de continuar, apostando por la cantera y tratando de retener el talento para que no se escape hacia otros clubes.

Sobre los puestos de trabajo, admitió que no va a ser lo mismo "si estamos en una división o en otra" pero que se ha llevado la "grata sorpresa" de que no hay un número excesivo de profesionales, ni puestos duplicados, ni sueldos fuera de lo razonable. A los trabajadores les transmitió "un mensaje de tranquilidad" porque, aunque haya que hacer ajustes en los costes salariales, la intención nunca sería hacer grandes y "dolorosas" reestructuraciones, aunque sí se podrían plantear algunas externalizaciones, como fue en su día el caso de la lavandería.


Inestabilidad institucional

Según Antonio Couceiro, el mayor problema que ha tenido el Deportivo en los últimos años ha sido la inestabilidad institucional, por parte de miembros del consejo, de la estructura y del área deportiva. Yo voy a hacer todo lo que esté de mi parte para conseguir esa estabilidad", indispensable para el futuro del club.

Sobre la influencia que podrian tener las declaraciones de miembros de las anteriores directivas del club en un momento tan delicado, en el que el objetivo de lograr el mayor número de puntos, pide a los expresidentes, con los que asegura tener una "relación profesional razonablemente buena" que apoyen al actual consejo que "que todos vayamos a una".

Preguntado sobre Augusto César Lendoiro, quien ha manifestado recientemente su malestar por el hecho de que no hayan contactado con él para pedirle consejo, el presidente del Depor manifestó que la relación personal ha sido "buena" a lo largo de todos estos años y lo englobó en el capítulo de expresidentes, a los que pide lealtad institucional, aunque expresa su respeto por quienes le precedieron en el cargo y manifiesta su disposición a "escucharle en todo lo que quiera aportar".

El presidente del Deportivo se despidió con un mensaje claro: "Y, ahora, Pontevedra, Pontevedra, Pontevedra y forza Depor, forza Depor, forza Depor".

Antonio Couceiro: "El proyecto del Deportivo está garantizado"