La Fundación Francisco Franco logra aunar odios

|

HAY que reconocer que la Fundación Francisco Franco ha sido capaz de aunar los ánimos de buena parte de los gallegos, por supuesto, para ponerse frente a ella. La polémica decisión de la familia del dictador de que sea ese ente el encargado de gestionar las visitas al pazo de Meirás y las afirmaciones de sus responsables, asegurando que la apertura de la residencia veraniega de los Franco iba a suponer un revulsivo para el turismo en Galicia y que procurarían ensalzar la figura del militar, obraron el milagro. En estos momentos hay casi cola de partidos, instituciones y organizaciones, aguardando a que los nuevos responsables del bien de interés cultural metan la pata para que terminen con sus huesos en el banquillo de algún juzgado. ¿Lo conseguirán?

La Fundación Francisco Franco logra aunar odios