El dragado de la ría do Burgo

|

Después de años de abandono y desidia se pretende llevar a efecto por fin el dragado de la ría do Burgo, se lleva hablando de esta necesidad desde hace más de cincuenta años y nunca se ha hecho nada por salvar un entorno habitado por vecinos de cuatro ayuntamientos limítrofes, Culleredo, Cambre, Oleiros y Coruña que conforman un conjunto en el que ahora reside una numerosa población y tiene que soportar la ligereza de nuestros políticos a la hora de tomar decisiones que sean loables para el bienestar social de sus moradores. Hace la friolera de más de 30 años que la empresa de productos de abonos químicos “Cross” dejó de funcionar, aunque se respetase su esqueleto pétreo como un recuerdo de su pasado y hace más de cinco años que la aceitera que asomaba a la ría dejó de ejercer su actividad industrial en la zona, pero la ría sigue en condiciones pésimas por los lodos acumulados durante años por sus actividades industriales.

Hace ya, algunos meses que en el Congreso de los Diputados, el secretario socialista de esta formación por Galicia, Pablo Aragüren, trasladaba a la Cofradía de pescadores de la Coruña, que en esta legislatura se llevaría a cabo la regeneración de la ría y que el compromiso del Gobierno era total, las dudas de sus afirmaciones parecen chocar con la cruda realidad y de momento no se observa movimiento alguno al respecto y eso que parece que la Comisión Europea, dispone del 80% del total de los fondos precisos para afrontar su limpieza, según la versión dada por la portavoz de BNG. Ana Miranda, lo que supone tener 36 millones de euros bajo promesa de inversión en esta enfermiza ría, mientras que el Gobierno central, deberá aportar otros nueve millones más, una cifra insignificante, para una obra que afectará a miles de vecinos y les ayudará en su bienestar social con una ría saneada. Pero ya veremos en lo que queda todo, quizás en agua de borrajas, porque se seguirá hablando al igual que se hizo en este último medio centenar de años, a la espera de nuevos capítulos.

Hace ya mucho tiempo, algunos ya ni se acuerdan, pero en esta ría hubo más de 2.000 mariscadores/mariscadoras, trabajando, ahora quizás no lleguen ni al centenar. Al hilo de esto, también indicar que hace pocos años, llegaron a bombo y platillo, varios europarlamentarios y todos se llevaron las manos a la cabeza, de ver cómo estaba la ría, pero aquellos se fueron y la ría se quedó tal cual estaba, pese a sus comentarios y explicaciones, la realidad es la que es y desde entonces nada cambió.

Los vecinos que conforman un amplio conglomerado ciudadano entono a la ría, no se explican su abandono ni la negligencia en mantenerla en tan deplorable estado y que a día de hoy sigue igual que antaño y de donde hay que extraer miles de metros cúbicos de fango, para darle vida a una ría, prácticamente muerta. ¿Cuándo será realidad este deseo vecinal tan añorado? Y no se convierta en un anuncio de interés partidario cada vez que hay por medio una campaña electoral, los vecinos quieren una realidad palpable, no que sea virtual.

El dragado de la ría do Burgo