Dos bandos por culpa del diésel

|

cada día surge algún asunto en el que el enfrentamiento entre los ministros de los dos gobiernos que tenemos se hace evidente. Sin embargo, ahora ha surgido un asunto en el que los bandos no vienen determinados por el color del partido en el que militan, sino por las necesidades de sus propios departamentos. La cuestión es que el impuesto al diésel ha formados dos grupos aparentemente irreconciliables: el de quienes apuestan por una nueva “fiscalidad ambiental” y los críticos con gravar al gasóleo pensando en las consecuencias que puede tener esta acción para el país. Así pues, en un rincón de este imaginario cuadrilátero estarían Montero y Ribera y, en el otro, Calvo, Planas y Maroto. Teniendo en cuenta la que está cayendo, lo normal sería que ganaran los que apelan a cuestiones económicas. Sin embargo, parece que, al menos hasta ahora, llevan ventaja los otros. Ya veremos.

Dos bandos por culpa del diésel