La extraña coprofilia del exhonorable

|

CONFESIÓN desgarradora de don Pujolone: “Toda la mierda para mí, en el partido tiene que quedar poca”. ¡Qué abnegado! O quizá sería que siente una desmedida atracción fetichista por los excrementos. Hasta cabe la posibilidad de que recurriese a la jerga, tan habitual en las sociedades secretas, y con el término “mierda” se refiriese al dinero. Sí, más bien va a ser eso. Toda la pasta para él y poca para el partido; realmente poco para el partido y para Cataluña entera, porque se la llevó a manos llenas.  

La extraña coprofilia del exhonorable