¡CREACIÓN DE EMPLEO!

|

Ninguna administración puede crear empleo, si no hay un empuje económico con ayudas diversificadas para que los emprendedores se pongan impulsar debido a sus geniales ideas, manos a la obra, de facilitar una bolsa de trabajo adecuada a cada puesto a cubrir, solo el entramado empresarial asentado en su lugar de actividad puede hacer fluir la mano de obra al mercado, junto a las nuevas empresas que se creen. Los cuales se animan y arriesgan su patrimonio, que debiera estar a salvo de cualquier contingencia. Sería suficiente con aportar una sólida idea empresarial y que contasen con la financiación adecuada.
De este modo comenzaron numerosos empresarios en muchos países y hoy sus empresas son de tecnología punta. ¿Por qué España no puede hacerlo? Si se ayuda a nuestros jóvenes, y no tanto, a implantar una doctrina de inversiones para que fluya el mercado de trabajo, sin saber en qué se emplea esta masa dineraria. Para ello es preciso cambiar leyes y hábitos, pero si se logra conciliar la premisa de que lo importante es crear empresa para con ello ayudar a la creación de empleo, bienvenido sea. No se puede estar anclado en el pasado y esperar a que los demás vengan a invertir o comprar nuestras empresas más competitivas, porque el capital extranjero acabará cerrándolas y llevando la producción a otros puntos.
Es preciso mantener abiertas todas las empresas y ser más agresivos en las ventas al exterior para producir más y mejor, para ello hay que contar con unas tarifas energéticas competitivas y no de expolio, que aumentan el paro en lugar de reducirlo, unas administraciones más diligentes y con menos burocracia, unas leyes que potencien y primen la creación de puestos de trabajo, no que los castiguen y finalmente, las ayudas necesarias para hacer realidad un proyecto para que este no sea efímero. España importa de todo, cuando se puede manufacturar de todo y con calidad.
Por tanto, los gobernantes en lugar de tanta falacia y propaganda, debían acercarse a la realidad de lo que el empresario necesita para llevar a cabo su proyecto. Según Carlos Marcos, de Unión Coruñesa, la empresa está abandonada por la administración y carece de las ayudas adecuadas, cuando es el motor económico y el único que puede aportar puestos de trabajo para resolver esta grave situación de desempleo. Sería beneficioso que Gobierno y Xunta se pusiesen a trabajar para facilitar la creación de empleo.

¡CREACIÓN DE EMPLEO!