Las carcajadas de Xulio Ferreiro a cuenta del PSOE

|


LABOR complicada es la que tiene Florencio Cardador, presidente de la gestora del PSOE coruñés, para conseguir enderezar el rumbo de la formación. Los seis concejales que conforman el grupo municipal fueron incapaces de ponerse de acuerdo para nombrar un portavoz por unanimidad. Ni tan siquiera se atrevieron a disfrazar la realidad ocultando una votación que no hace más que demostrar la fractura que existe en su seno. Y tampoco lo tiene fácil el voceiro, José Manuel García (quien, en cierto modo, ya ejercía como tal). Tiene que cargar con el pecado original de haber apoyado a los mareantes en su investidura sin pedir nada a cambio y ahora soportan desplantes y desprecios porque, en el fondo, no son necesarios para los de Ferreiro. De hecho, el alcalde sabe que tendrá unos presupuestos a medida porque sabe que García y los suyos no se atreven ni a amagar con la moción de censura. Las carcajadas en la planta noble de María Pita no cesan.

Las carcajadas de Xulio Ferreiro a cuenta del PSOE