MÁS MULTAS PAGADAS

|

Las multas que impone la Policía Local se están convirtiendo en una importante vía de recaudación para el Ayuntamiento. En concreto, las sanciones aportaron el año pasado a las arcas públicas cerca de 700.000 euros, lo que supone un incremento del 10% con respecto a 2010. Pero, además, también resulta llamativo el aumento en el número de multas que se cobran. Ahora mismo, el consistorio consigue que pasen por caja el 60% de las personas sancionadas, una cifra pequeña, pero que resulta grande si se tiene en cuenta que hace tres años la cifra de recibos pagados no alcanzaba el 40%, algo que resultaba particularmente injusto para los ciudadanos que sí que pasaban por caja.

MÁS MULTAS PAGADAS