La evolución del Covid se mantiene con menos casos, pero con una alta mortalidad

Varios sanitarios trabajan en la Unidad de Cuidados Intensivos de Coronavirus del hospital de Galdakao (Vizcaya) | miguel toña
|

El Ministerio de Sanidad reportó 10.057 nuevos positivos, lo que eleva la cifra total de contagios a 3.096.343, y 530 muertes más desde el lunes, una cifra que aun sigue siendo muy elevada pero es inferior a la registrada hace una semana, cuando fueron 766.


La incidencia en 14 días volvió a registrar un descenso notable (31 puntos) y se sitúa en 385,65 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra similar a la registrada en la primera semana de enero.


Según Sanidad, sigue bajando la presión en las UCI, aunque muy lentamente, décima a décima, y ayer tuvieron una ocupación del 37,3% (cinco décimas menos que el lunes), mientras que en planta es del 15,35% (un punto menos).


Las comunidades comunicaron 1.290 muertes en los últimos siete días, con lo que la cifra total de fallecidos asciende a 65.979 desde el inicio de la pandemia.


Del total de contagios notificados hasta la fecha, 3.857 fueron confirmados en las últimas 24 horas, mientras todas las comunidades lograron colocar la incidencia por debajo de los 600 casos. Melilla sigue a la cabeza con 588,5 (616,2 el lunes); seguida por Madrid, con 529 (559,3), que asciende hasta el segundo puesto.


Además, el número de altas en las últimas 24 horas volvió a superar al de los ingresos, 2.714 frente a 1.529 del lunes.


Según el Ministerio de Sanidad, entre el 6 y el 12 de febrero se practicaron 1.327.422 pruebas, con una positividad del 8,2% para una tasa de 2.822.


Apartan la desescalada

Pese a la mejoría, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, pidió a las comunidades y a los ciudadanos que no tengan “prisa” en la desescalada de las medidas impuestas, con el objetivo de llegar lo antes posible a un incidencia de 50 positivos por 100.000 habitantes en 14 días.


Varias autonomías anunciaron que su intención no es desescalar pronto, como es el caso de Andalucía, donde el consejero de Salud, Jesús Aguirre, dejó claro que no ocurrirá hasta que no esté “totalmente consolidado” el control de la pandemia.


En la Comunidad Valenciana, su presidente Ximo Puig insistió en que la prioridad es salvar vidas, empleos y empresas, “por este orden”. También Asturias pide mantener la prudencia para no repetir de cara a la Semana Santa, “los errores” de la Navidad.


En la misma línea, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, pidió “prudencia” de cara a Semana Santa, y advirtió de que “no habrá movilidad” a menos que mejoren los datos epidemiológicos.

Por su parte, en Cataluña, el Govern sí prevé relajar las restricciones a partir del lunes, en vista de que los datos evolucionan favorablemente pero subrayó que lo harán con “prudencia”.


Así lo expresó la consellera de Presidencia en funciones, Meritxell Budó, que informó de que entre hoy y el viernes se acordarán las posibles relajaciones de restricciones que se aplicarían a partir del lunes, si bien no concretó cuáles serán.


También la Comunidad de Madrid prevé anunciarlo esta semana. En principio baraja reducir la franja de toque de queda de 23.00 horas a 7.00 horas (actualmente comienza a las 22.00 horas) y aliviar las restricciones que pesan sobre la hostelería y comercio.


Por otro lado, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria emplazó a la Consejería de Sanidad para que se pronuncie sobre la medida cautelar de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, que pidió suspender el cierre del interior de los locales.

La evolución del Covid se mantiene con menos casos, pero con una alta mortalidad