Urbanismo estudia cubrir la escalera de Maestro Clavé para evitar averías

El mal funcionamiento de la escalera mecánica obliga a los peatones a subir por las corrientes | pedro puig
|

El Ayuntamiento está harto de las escaleras mecánicas que se encuentran en la calle de Maestro Clavé, a las que definen como un “quebradero de cabeza”. La maquinaria se estropea constantemente desde su instalación, en 2015, y aunque no se abandona su mantenimiento, desde la Concejalía de Infraestructuras están haciendo un estudio para tratar de encontrar una solución. “Fórmulas que mejoren el mantenimiento y la posibilidad de que se cubra de alguna manera de que la humedad y la suciedad estropeen los mecanismos”.


La cuestión sobre la que están dando vueltas los técnicos es que clase de cubierta convendría instalar allí. Nadie quiere envolver las escaleras con un tubo completo, no solo por la sensación de inseguridad que podría generar un túnel, sino también porque perdería calidad estética y urbana. Tampoco pueden invadir las escaleras a ambos lados de la mecánica De todos modos, como todavía no se ha planteado una solución, esta no llegaría a materializarse este año. De momento, no queda más que seguir reparándola cada vez que se estropea.


En su momento, el Gobierno de Carlos Negreira lo planteó como la solución de accesibilidad en el barrio de A Falperra porque la calle Maestro Clavé conecta Juan Flórez con Sinforiano López con 99 escalones que salvan un desnivel de 18 metros. Construir la escalera mecánica costó 1,2 millones de euros, pero la reparación está siendo aún más costosa.


Ascensores

Las escaleras de Maestro Clavé formaban parte un plan más ambicioso de accesibilidad del que forman parte ascensores como el de la calle de Ramón Cabanillas o General Troncoso. Este último también se encuentra fuera de servicio pero no por problemas de mantenimiento, sino por un acto vandálico, y se espera que pueda volver a funcionar la semana que viene. Los ascensores son, como recuerdan desde Infraestructuras, la única forma de garantizar la accesibilidad universal, como no pueden hacerlo las escaleras mecánicas.


De hecho, en un mes se va a comenzar la instalación de un nuevo ascensor en Os Castros. El objetivo es mejorar la accesibilidad en la confluencia de las calles Vila de Padrón y Ortigueira con avenida de A Pasaxe. El ascensor permitirá salvar la pendiente de avenida de la Concordia. Pero desde el Ayuntamiento señalan que no solo va a mejorar la accesibilidad, sino que también supone una intervención arquitectónica que beneficiará el barrio en una zona de mucho tránsito. Y no ser verá afectada por la lluvia.

Urbanismo estudia cubrir la escalera de Maestro Clavé para evitar averías