Una oportunidad perdida de votar como personas del siglo XXI

Votantes, en una oficina de Correos | aec
|

El voto por correo para las elecciones catalanas que se celebran hoy ha alcanzado la cifra más alta desde las primeras autonómicas, en 1980, con más de 265.000 sufragios emitidos por este método. Cuarenta años y todavía no hemos sido capaces de establecer un sistema un poco más avanzado que el de llevar papeletas en sobres a la oficina postal. Y mira que este último año nos hemos puesto al día con las nuevas tecnologías. Lo teníamos mejor que nunca para mirar hacia otros países que ya han descubierto que se puede votar desde casa con una conexión a internet y un poco de interés. Si hemos superado lo de las videollamadas y el teletrabajo esto lo tenemos hecho. Y los catalanes, qué poca visión. Mucho Mobile World Congress pero pierden la ocasión de estar a la vanguardia española en elecciones.

Una oportunidad perdida de votar como personas del siglo XXI