Comercio y hostelería del Obelisco volverán a aliarse tras el éxito de la Noche Blanca

El Ideal Gallego-2015-05-02-005-105a365e_1
|

“Exitazo” de la Noche Blanca de la zona Obelisco. La iniciativa, que combina gratitud y propaganda, marcó un antes y un después en las relaciones estratégicas entre el comercio y la hostelería, cuyo objetivo común pasa por dinamizar la actividad empresarial y ampliar la oferta de ocio en el entorno de la calle Real. Un “invento” sin pretensiones que en solo tres ediciones se ha convertido en actividad imprescindible en la agenda de la Asociación Zona Comercial Obelisco. “Ha ido fenomenal, puesto que el tiempo no fue tan malo como se preveía, y en algunos momentos puntuales no se podía ni caminar”, señala el presidente del colectivo, Antonio Amor.
Una jornada de puertas abiertas en plena noche resulta bastante atractiva, pero si a eso se le añade un puñado de espectáculos callejeros y una buena oferta hostelera, el resultado es único e invita a seguir apostando por la Noche Blanca. “El flashmob y el mapping fueron un exitazo, y la gente nos está preguntando cuando repetimos”, dice Amor.
En este sentido, el presidente reconoce que “haríamos dos al año, pero no tenemos fondos” por lo que, al menos de momento, los clientes deben conformarse con las compras nocturnas del último viernes antes del Día de la Madre (en este caso, el jueves por ser festivo del 1 de Mayo).  
Los participantes, alrededor de un centenar, se mostraron igualmente satisfechos, y la mayoría se ve como protagonista de otra noche de alfombras rojas en 2016.  “Se veía mucha gente, tanto en las calles como en las tiendas, y no fueron pocas las que cerraron incluso después de la medianoche”, apostilló Amor.
La coincidencia del puente, una de las fechas preferidas por los españoles para desplazarse, contribuyó a que se vieran muchas caras nuevas en la Noche Blanca. Una cita que tuvo su lado solidario con la recogida de “un bidón de tapones” para Püssa.

Comercio y hostelería del Obelisco volverán a aliarse tras el éxito de la Noche Blanca