El Espartano cuelga las botas

|

El defensa Álvaro Arbeloa, campeón mundial y doble campeón de Europa con la selección española y ganador de dos Ligas de Campeones con el Real Madrid, ha anunciado su retirada.


“Ha llegado el momento de decir adiós”, asegura Arbeloa, de treinta y cuatro años, en una entrevista que publica el diario ‘Marca’, en la que destaca que “físicamente” podía haber continuado, pero lo deja “por un tema más de cabeza”, tras un fugaz paso por el West Ham esta última temporada.


Nacido en Salamanca, el 17 de enero de 1983, el internacional español se formó en la cantera madridista y debutó con el primer equipo el diecisiete de octubre de 2004, frente al Betis. Pasó por el Deportivo de La Coruña (2006-07), y el Liverpool de Rafa Benítez (2007-09) antes de regresar al Real Madrid, en el que se mantuvo hasta 2016 y con el que conquistó dos Copas del Rey, una Liga, una Supercopa de España, dos Ligas de Campeones, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes.

Éxitos con La Roja
Internacional en cincuenta y seis ocasiones, el lateral derecho ha participado en la época dorada de la selección española, con la consecución de dos Eurocopas (2008 y 2012) y el Mundial de Sudáfrica 2010.


Tras su breve paso por el West Ham, con el que tan solamente disputó tres partidos de la Premier y uno de la Copa de la Liga, Arbeloa ha decidido colgar las botas.


“Siempre pensaba que seguiría jugando hasta que las piernas aguantasen, pero al final ha sido un tema de cabeza y de motivación”, aseguró.


Famoso por polemizar a través de las redes sociales con el barcelonista Gerard Piqué, Arbeloa no le cierra la puerta a un posible regreso al Real Madrid.


“El Madrid sabe que voy a estar ahí siempre que me necesite, porque es mi casa, el club de mi vida pero nunca llamaré para pedir, sino para ofrecer”.

Su paso por A Coruña
Álvaro Arbeloa fichó en el verano del año 2006 por el Deportivo, equipo que estaba entrenado por Joaquín Caparrós.
Su llegada al club herculino se produjo tras realizar la pretemporada con la primera plantilla del Real Madrid del italiano Fabio Capello. El futbolista salmantino, al ver que no tendría muchas opciones con el transalpino en dicho curso, decide abandonar la casa blanca y recala en A Coruña tras abonar el club blanquiazul una cantidad de 1,3 millones de euros por su traspaso.


Su buen hacer en el Municipal de Riazor le permite ser titular en los veinte encuentros que disputó del campeonato de Liga –dieciocho de ellos completos– y en otro del torneo de Copa. La progresión de Arbeola es notoria y empiezan a sonar posibles equipos para ficharle al término de la campaña. Sin embargo, el Liverpool de Rafa Benítez no quiere que el defensa se le escape y decide hacerse con sus servicios ya en el mercado de invierno, seis meses después de su llegada a A Coruña.


El club inglés se pone en contacto con el gallego y la operación se hace realidad al abonar los ‘reds’ la cantidad de cuatro millones de euros.

El Espartano cuelga las botas