Heyvaert y Kessel reivindican en Oviedo y Madrid la efervescencia cultural de Betanzos

El Ideal Gallego-2015-11-15-019-072d4fd7
|

Debutó, casi por sorpresa, el 7 de abril de 1997. Transcurridos dieciocho años, nadie duda del revulsivo que el nacimiento de la Fundación CIEC supuso para Betanzos. Desde entonces, por los talleres del número 2 de la Rúa do Castro pasaron cientos de artistas que, de una manera o de otra, participaron en el desarrollo cultural de la capital histórica de As Mariñas. Dos de ellos, Anne Heyvaert y Omar Kessel, americana y cubano, reivindican ahora en Asturias y Madrid, con sedas exposiciones, la “efervescencia artística y social” del CIEC. Ella, en la Galería Alfara de Oviedo. Él, en la Casa de Galicia de la capital del Estado.
Habitual del Centro Internacional de Estampa Contemporánea, Anne Heyvaert (EEUU, 1959) también es profesora en la facultad de Bellas Artes de Pontevedra y ha impartido numerosos talleres y seminarios en el ámbito del arte gráfico contemporáneo en instituciones especializadas de toda Europa. 
La obra de esta creadora afincada en el área coruñesa se ha expuesto en diferentes galerías y centros de arte de todo el mundo, desde Luxemburgo hasta Francia, pasando por Bélgica, Dinamarca, Austria o Brasil. En la Galería Alfara de Oviedo presenta “Plis Pages”, una muestra creada con meticulosidad, obsesión y medicación “que pretende ser un libro en el que el lector se deja absorber entre las páginas vacías”, recoge el catálogo de la exposición, que estará hasta el 13 de diciembre en la capital ovetense, en la calle de Rafael Gallego.
El cubano Omar Kessel, profesor de grabado y jefe de Taller del CIEC llevó hasta Madrid “Por un poco de Amor”, una selección de su obra más reciente en pinturas, dibujos, óleos, grabados y tallas de madera que podrá visitarse en la Casa de Galicia, en Casado del Alisal, hasta el día 27. 
Kessel se refirió a la temática de la obra, en la que abundan figuras humanas, femeninas y masculinas, rotundas y coloristas; a la influencia tropical de estas creaciones, fuertes y expresivas, y a lo “real maravilloso”, concepto en el que aúna la realidad y los sueños, inspirado en las pinturas negras de Goya.

Heyvaert y Kessel reivindican en Oviedo y Madrid la efervescencia cultural de Betanzos