Los árbitros, bajo el foco

{persons} {scene} during UEFA Champions League match, round of 16 first leg between Atletico de Madrid and Liverpool FC at Wanda Metropolitano Stadium in Madrid, Spain. February Tuesday 18, 2020.(ALTERPHOTOS/Manu R.B.)
|

El Deportivo se está convirtiendo en el ‘rey de las expulsiones’ en Segunda división. Y no es que el cuadro blanquiazul sea una escuadra que se emplee con dureza en el juego (lleva 408 faltas cometidas por 462 recibidas), pero acumula en estas 29 jornadas un total de 75 amarillas y ha visto como en hasta seis ocasiones le expulsaban a un jugador.

Las últimas dos veces, de forma consecutiva esta jornada a domicilio, en La Romareda, y la anterior en el Abanca Riazor, contra el Girona. El club recurrirá la segunda amarilla que vio Shibakasaki.

El mediocentro, que había visto la primera tarjeta en el 22, se iba expulsado a la hora de juego “por derribar a un contrario en la disputa del balón impidiendo un ataque prometedor” según constaba en el acta de López Toca.

El ‘quid’ de la cuestión estaba es que poco antes Bergantiños había recibido un pisotón en la tibia de un rival delante del trencilla, que no consideró que fuese merecedor de tarjeta, aunque el jugador se dolió durante varios minutos.

Diferente criterio 
El propio Bergantiños se quejó ayer en sala de prensa del diferente criterio del árbitro cántabro entre su acción y la de Gaku e incluso ayer en la rueda de prensa postpartido jugadores como Mollejo o incluso Fernando Vázquez en sala de prensa mostraron su malestar.

Los blanquiazules llegaban a La Romareda después de un cuestionable arbitraje de Vázquez Figueroa ante el Girona, que perdonaba la segunda amarilla a Stuani y desquiciaba a los futbolistas del Depor.

Y es que, aunque desde el cuadro herculino no consideran que haya ningún tipo de mano negra, no deja de ser desconcertante el gran número de expulsados que ha sufrido en lo que llevamos de campaña. El primero fue en la jornada seis, cuando Koné se marchó antes contra el Numancia (3-3).

En la jornada 10, ante el Almería (0-0), la roja directa era para Montero, tras revisión del VAR, por un manotazo.

En la 20 veía la segunda amarilla Somma en el 90 en el choque con la Ponferradina 
(2-0). Tres jornadas después Çolak se iba antes a la ducha tras celebrar su tanto ante el Racing de Santander con la grada (2-1). 

La jornada 28 Vicente Gómez veía la roja de la mano de un Figueroa Vázquez que sancionaba un “hoy no has estado bien, no te puedo felicitar, muy mal, hoy muy mal”. La número seis, la protagonizó Gaku en La Romareda. 

Una nueva expulsión a sumar en una estadística extraña que hace que, irremediablemente, se ponga el foco en los árbitros.

Los árbitros, bajo el foco