Cristina de la Vega se pone al frente del equipo gallego de informadores de la salud

18 NOVIEMBRE 2007 PAGINA 15 A CORUÑA.- LA PERIODISTAS Y ESCRITORA CRISTINA DE LA VEGA PRESENTA SU LIBRO -VEINTE HISTORIAS DE AMOR...-
|

La periodista Cristina de la Vega encabezará la delegación gallega de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) en Galicia, junto con Ana Pimentel, con la intención de sumar un punto en la red, que suponga una mejor formación a los que cogen el teclado para informar sobre temas sanitarios. 
El colectivo lleva en pie desde 1994 cuando 40 profesionales se pusieron manos a la obra con el fin de agrupar a las plumas especializadas. A día de hoy, son más de 600 los socios distribuidos por doce sedes territoriales y bajo el paraguas de la Federación de  Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). Cuenta la responsable del gabinete de comunicación del Chuac que la idea de crear un nuevo apéndice en Galicia surgió hace tiempo, pero no se formalizó hasta ahora en un momento donde la sección de Sanidad está en la UCI. 
Explica que la tendencia lleva a los periodistas a escribir de muchos temas distintos en vez de ahondar en un sector en concreto. Sus objetivos pasan por fomentar acciones sobre la información sanitaria: “La situación de los medios no da para un periodismo especializado en salud” y aunque se los encargan a redactores y reporteros que tocan varios palos al mismo tiempo, “se les exige el mismo rigor” que a los que llevan años abordando todo lo que entra y sale de un hospital. La primera cita reunirá a más de 200 periodistas vinculados con los de bata blanca en el balneario de Mondariz. Allí, se les hablará de crisis informativas relacionadas con la industria alimentaria o vacunas y se congregarán nombres que trabajan para las filas de cabeceras locales, nacionales e internacionales. 
Esto les servirá para hacer una radiografía del momento por el que pasa una profesión vocacional, que está bajo la presión del “big data”, algo que también tratarán en el evento de Pontevedra: “Hay tal cantidad de información que con los medios que tenemos es casi imposible procesarla y utilizarla”. De la Vega añade que cada vez es más difícil separar el grano de la paja y que esto afecta más si cabe a una parte, la sanitaria, que requiere mucha prudencia: “La sanidad es más trascendente porque todo lo que ocurre es sobre un producto como la salud, que es la vida”. 
La delegación gallega intentará ser un apoyo a los que tienen esa responsabilidad en sus dedos: “Tenemos intención de organizar cursos sobre lenguaje sanitario”. Para ponerle titulares a la sección, Cristina indica que es fundamental ser consciente de que lo que “se publica puede afectar a muchas personas y a su salud” y recuerda cómo noticias que salieron en los medios provocaron efectos secundarios nocivos: “Hace poco se habló del riesgo de un fármaco para frenar el colesterol, que hizo que muchos dejaran de tomarlo por su cuenta”. Para la experta, lo que ocurre es que “tienes que explicarlo para que lo entienda todo el mundo sin vulgarizarlo” y encontrar el punto es difícil. 
Sus primeros pasos se encaminan a conseguir la mayor participación posible en Mondariz y convertirse en bastón para los que vieron cómo la crisis les inyectó celeridad, aunque Cristina ya escribió antes un artículo sobre cómo sus compañeros pasaban de un tema clínico a uno financiero en minutos.

Cristina de la Vega se pone al frente del equipo gallego de informadores de la salud