Las velutinas realizan este año nidos más pequeños y próximos a las viviendas

Imagen de un nido de velutinas en Ourense | brais lorenzo (efe)
|

Las avispas velutinas realizan este año nidos más pequeños, pero más próximos a viviendas y huertos en comparación con el año pasado. Y lo hacen en busca de “abrigo”, debido a que la primavera de 2018 fue más lluviosa y fría que la de anteriores años.
De ello informó ayer el presidente de la Asociación Galega de Apicultura (AGA), Xesús Asorey, que compareció junto al diputado del BNG Xosé Luís Rivas, Mini, para reclamar a la Xunta una apuesta por la investigación, medios e información a la población para ayudar a combatir esta “plaga”.
En este sentido, Xesús Asorey explica que este año “se da un factor bastante distinto en su comportamiento respecto a años anteriores”. En 2017 a estas alturas “lo que había eran unos nidos grandes”, con familias “muy numerosas”, de entre 15.000 y 18.000 individuos, en las inmediaciones de ríos, regatos y valles.
Sin embargo, este año “debido a las condiciones climáticas tan distintas del año pasado”, con una primavera fría y lluviosa, las avispas velutinas, también conocidas como asiáticas, “adoptaron una estrategia bien diferente”. De este modo, hicieron “muchos nidos”, pero pequeños y desplazados alrededor de las casas para “abrigarse ante el mal tiempo”.
Una cuestión que ha dado lugar a que el problema este año “no sea tanto para las abejas”, sino para aquellas personas que realizan trabajos o desbroces en las inmediaciones de sus casas o huertas.

Inspección ocular
Por ello, una de las quejas que realizaron de forma especial tanto el diputado del BNG como el presidente de AGA es que “la administración tenía que estar informando muy bien a la población de cómo se tenían que comportar” para evitar picaduras.
En este sentido, recomiendan que antes de llevar a cabo cualquier tipo de trabajo alrededor de viviendas hay que realizar una inspección ocular “exhaustiva” con el fin de localizar si hay algún nido o avispa velutina en la zona. En el caso de encontrarlo recuerdan que se debe llamar al 112 y no intentar neutralizar los nidos sin conocimientos.
Así, Asorey remarcó que “esta situación tiene mucho peligro”, ya que da lugar a efectos medioambientales. Por tal motivo, llama a la Xunta a crear un equipo de investigadores, en colaboración con los apicultores, con el objetivo de poder poner coto a las velutinas.
Aquí, el responsable de la Asociación Galega de Apicultura incidió en que se debe apostar por “armas biológicas” como las feromonas para combatir la plaga. l

Las velutinas realizan este año nidos más pequeños y próximos a las viviendas