Coirós-El personal de Emesa reclama a Cortizo “más implicación” de las administraciones

|

El Ideal Gallego-2011-06-22-022-b37022f1

  lucía tenreiro > a coruña

 Trabajadores de Elaborados Metálicos Emesa SL se manifestaron ayer delante de la Delegación del Gobierno en Galicia para reclamar la “implicación” de la Xunta y del Gobierno del Estado y solicitar un plan de viabilidad “definitivo” para la filial del Grupo Isolux Corsán con sede en el Polígono Industrial de Pedrapartida.  
Los empleados hicieron coindicir la concentración con la reunión entre sus representantes y Miguel Cortizo. Según fuentes del Comité de Empresa de Emesa SL, el encuentro con el delegado fue “cordial”, aunque los ánimos del personal siguen “moi alterados”.
“En principio, pediu máis documentación, desde o primeiro Expediente de Regulación de Emprego (ERE), para dar traslado das nosas demandas a Madrid”, indicó uno de los líderes sindicales. Asimismo, el presidente del comité, Andrés Rodríguez, explicó que los trabajadores llevan más de un año y medio esperando la resolución de un recurso de alzada interpuesto contra el primer ERE, y mostró su “indignación”, después de que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero les haya contestado, tras consultar con la Xunta y con Inspección de Traballo en A Coruña, que no tiene constancia de que en Elaborados Metálicos SL exista un conflicto laboral.
Los trabajadores llevan “mucho tiempo” reclamando que el Isolux Corsán muestre la carga de trabajo que tiene a nivel estatal, e incluso internacional, toda vez que, en su opinión, se trata de uno de los grupos con más concesiones de obras públicas de España.

Respuesta > Rodríguez también explicó a Cortizo que faltan tres meses para que finalice el tercer ERE presentado por la empresa, y  “la carga de trabajo sigue igual y solo quedan nueve empleados”.
Las mismas fuentes apuntaron a que el delegado estatal ha sido el único que, de momento, ha atendido su petición de entrevista, ya que continúan a la espera de llamadas por parte de la titulares de las Consellerías de Traballo e Industria, Beatriz Mato y Javier Guerra, respectivamente.
Desde el Comité de Emesa alertan de la “dramática situación” a la que se está conduciendo a la factoría de Coirós. “En los tres últimos años 170 trabajadores perdieron su empleo y la mayoría del cuadro de personal ha agotado ya el derecho a cobrar el paro”, señaló Andrés Rodríguez.
En septiembre, la fábrica sumará un total de 22 meses de regulaciones de empleo. En este sentido, los representantes de los trabajadores insisten en acusar a la dirección de la empresa de no haber realizado ningún tipo de movimiento para buscar carga de trabajo que pueda garantizar la continuidad de la actividad de la planta de Pedrapartida.

Viabilidad > “Llevamos dos años pidiendo un plan de viabilidad para esta empresa y reclamando información sobre la carga de trabajo real que tiene el grupo, cuestiones a las que ni Isolux ni la Xunta se dignaron contestar”, denunciaron desde el comité.
El Comité de Emesa denunció que la única vez que los directivos ofrecieron información sobre la carga de trabajo de la empresa dijeron que había unas 150 toneladas “que no supone más que trabajo para unos veinte días”.
En este punto, valoran el compromiso de Miguel Cortizo de pedir información a Madrid, ya que una parte importante de esta carga sería obra pública del Estado.
Así, entre las demandas del personal figura también que la administración autonómica también requiera a Isolux, propietario de la firma que opera en el Polígono de Coirós, la concreción del tan demandado plan de viabilidad y que demuestre documentalmente la carga de trabajo que el grupo tiene en el mercado del estado y en el mercado internacional.
“No entendemos –reiteraron– que no haya ningún tipo de carga de trabajo para una factoría como Emesa que trabaja para estructuras metálicas de obra civil porque Isolux Corsán es uno de los mayores concesionarios de proyectos públicos de toda España”.


 

Coirós-El personal de Emesa reclama a Cortizo “más implicación” de las administraciones